El abrazo del triunfo: 4 años más
El abrazo del triunfo: 4 años más

Se concretó el triunfo esperado de Barack Obama. No hay mucha sorpresa en el entendido de como los norteamericanos han resuelto la sucesión presidencial en los últimos 20 años. Mucho más cuando este periodo de gobierno se caracterizó por la urgente reconstrucción de la deteriorada economía yanki, producto de las guerras contra el terrorismo que de forma unilateral emprendieron.

Destaca en el proceso actual la participación de la comunidad latina que se inclinó a favor de Barack Obama, en natural reacción contra las políticas excluyentes y conservadores de los republicanos. Por lo tanto, es ahora el momento de que Obama cumpla con esta comunidad de inmigrantes para crear los marcos legales que legitimen la presencia latina en los Estados Unidos, así como también, se esperaría un mayor acercamiento de nuestro vecino del norte con latinoamérica, una región del país que transita hacia los gobiernos de izquierda política que en su ideario atacan el imperialismo yanki.

En otro orden de ideas en hechos secundarios, que no por ello deja de tener trascendencia y posible afectaciones en nuestro país, es la aceptación en dos estados de la Unión Americana de la propuesta de legalizar la mariguana para fines de entretenimiento. Esto implica, en los estados de Washington y Colorado que será legal la siembra, producción, venta y consumo de dicha droga ya para otro fin distinto al de un medicamento. Según los patrocinadores la medida busca impedir que las bandas de delincuentes utilicen la droga para fines ilegales, ya que quitar el monopolio de producción y distribución de la droga a la delincuencia organizada disminuirá el valor en el comercio, además de la lucha entre los grupos para el control de las redes de distribución, como también, hacer que un producto de consumo genere ingresos al Estado por vía de cobro de los respectivos impuestos derivados de la actividad comercial lícita.

¿Qué efectos puede tener esta medida la dinámica interna de México?

Por lo menos los grupos que hoy mueven la droga en nuestro país resultarán afectados con la consecuente disminución del valor de la droga, aumentado por el riesgo de ser una actividad ilícita y riesgosa. Además se contará redes de distribución ya que no será más fácil para los Estados que no la legalizan recurrir a estas entidades de Washington y Colorado para adquirirla.

No será en mucho tiempo que otras entidades, como sería el caso de California, que un futuro igualen este normatividad legal de la mariguana. Será muy interesante para nuestro país evaluar el impacto real de la medida en la urgencia de cambiar la fallida guerra contra la delincuencia organizada en nuestro país. Si la medida logra el objetivo de dar mayor seguridad, ya habrá un elemento consciente para analizar la conveniencia de legalizar la droga en nuestro país.

En un tercer punto valdría la pena resaltar la madurez política tanto del pueblo norteamericano como de sus líderes, en esta ocasión candidatos. En el transcurso de la mañana se supo que Barack Obama había mandado una felicitado a su contrincante Rommey para felicitarlo por se aguerrido durante la campaña. Al saberse los resultados de estados claves de la Unión Americana, el candidato republicano ya no lo dudo más y salió para informar que ya había felicitado al presidente, así como también, manifestar que oraba para que en este nuevo periodo al gobierno y a la nación le fuera bien.

No hubo llamados al resistencia, ni amenazas de impugnación, ni movimientos pacíficos ni contrarios a la denigración pública del contrincante. Lo importante es el país y las acciones de gobierno que se orienten hacia su consolidación como nación. Por ello, las diferencias políticas se queda atrás y se da vuelta nuevamente a la página.

No será el sistema electoral norteamericano el más perfecto, pero si que nueve las actitudes hacia una competencia política con altura y valores democráticos.

En la realidad de nuestro país, no importa que tan perfectible sea nuestro sistema electoral, si antes no ponderamos los valores que nos hagan honorables a los políticos y a los ciudadanos.

Estas últimas ideas son la enseñanza que hoy me deja el proceso electoral de USA.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorCine mexicano y la recuperación de la conciencia histórica
Artículo siguiente¿Se puede al arroz con leche incluirle frijol?