fachada-yucatan-620x270En estos días, que se acostumbra ya como moda anual por la cercanía del Teletón, se hace énfasis en los medios de comunicación asociados a la causa la promoción de las actividades de los Centros de Rehabilitación Teletón.

El Teletón es una realidad desde hace 16 años con la asistencia, apoyo y ayuda a la rehabilitación de miles de niños. En la actualidad hay alrededor de 31,700 niños que son atendidos con un costo anual de $30,000 pesos por cada uno de ellos. Pero como la rehabilitación no es aislada e involucra a toda la familia, al final son más de 94,890 los beneficiados.

En el caso de Yucatán han sido atendidos alrededor de 2,100 niños a lo largo de 4 años de estar al servicio de la rehabilitación en la entidad. Una atención que involucra elementos físicos, psicológicos y el mejoramiento del entorno familiar y social con valores espirituales que fortalecen el temple y la integración de los niños en la sociedad.

Lamentablemente una de las realidades es que la discapacidad física no se acaba ni se logra atender al 100% de demanda real. Hay una lista de 400 niños que esperan contar con el espacio requerido para ser atendidos en el CRIT. El problema es que la garantía de servicio de calidad que ha sido reconocida internacionalmente exige que sean 1,000 niños los atendidos en un tiempo presente. Esto para darles toda la atención y los requerimientos de rehabilitación con el compromiso de la calidad. Una discapacidad no se logra abatir su rezago de un día para otro, sino que se requiere tiempo para darle a los niños todas las estrategias, ejercicios y condiciones para mejorar su calidad de vida. Este compromiso de atención ha producido que solamente 235 niños hoy sean egresados del sistema al conseguirse para ellos una vinculación e integración social. La cifra se antoja pobre, pero es importante destacar que una rehabilitación totalmente efectiva dura alrededor de 4 a 5 años.

Un caso para recordar es el atleta René Ledesma, que es parte del seleccionado nacional paraolímpico y es un egresado del CRIT Yucatán.

No obstante de los beneficios en cuanto a la calidad de vida que se logra en los niños que son atendidos en cualquiera de los CRITs de México, hay sectores de la sociedad que duramente critican al sistema de rehabilitación más importante del mundo por sus vínculos con Televisa. Sin embargo, es preciso hacer notar que la vinculación de la Fundación Teletón con la empresa de espectáculos es simplemente aleatoria.

Fernando Landeros Verdugo, fundador de la Fundación Teletón junto con varios jóvenes emprendedores con activismo social desde hace 20 años, estuvieron tocando diferentes puertas. Lo que pocos saben es que la idea del Teletón, así como ha quedado ya registrado en la historia, inicialmente fue solicitado el apoyo de Televisa, pero se les fue negado. Gente Nueva, una de las primeras organizaciones sociales que organizaban conferencias de valores para los jóvenes, al inicio contó con el apoyo de TvAzteca. El congreso Gente Nueva que se celebró en esta ciudad en el año de 1996 en el Club Campestre, contó con la presencia de diversas personalidades de la empresa del Ajusco.

El arribo de Emilio Azcarraga Jean significó una nueva oportunidad para que el grupo de Landeros encontrará un nuevo aliado. Así surge esta vinculación que ya sido todo un éxito, que ha provocado año con año se inaugure un nuevo centro de rehabilitación en cualquier parte del país, que se cuente con un hospital especializado para la atención al cáncer, una fábrica de pelucas oncológicas y hasta una escuela especializada en la formación de rehabilitadores.

Basta hacer una visita al CRIT para darse cuenta de lo que significa el valor y los beneficios para los niños que lo requieren. Resulta conmovedor la sonrisa de una tímida niña, con evidente dificultad para caminar, extendiendo la mano para saludarte. En ella, en sus vivaces ojos se ve la esperanza de estar integrada a una comunidad que la quiere y la respeta.

Asi, día a día, se vive en CRIT de Yucatán, en espacio para construir la esperanzas de miles de niños que deben estar integrados a la sociedad.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorMéxico 2013… no es el México 68
Artículo siguienteIchmul y maestros: la misma historia