renan-baches-589x270Hay quienes presumen que los panistas saben gobernar. Sin embargo, con Renán Barrera se les cae el argumento.

Lamentable para el panismo meridano el desfiguro que hoy los ha sumido el alcalde Renán en cuanto a la integridad, transparencia, rendición de cuentas y acciones de gobierno serias, responsables y comprometidas con la atención a las necesidades ciudadanas.

Lo peor, que cae en lo ridículo, fue la respuesta ante el hartazgo social con relación a la incapacidad e ineptitud para solucionar el problema de los baches en la ciudad, que además, obedece a un intento mediático por minimizar el impacto que ha tenido la acción de los príistas ante el reclamo ciudadano.

Renán Barrera no se puede quejar. En su primer año de retorno panista a la administración municipal meridana ha contado con los recursos que ha querido. Desde el principio, bajo la argumentación de que recibieron un ayuntamiento en ruinas se le autorizó por el Cabildo un préstamo emergente, así como también, el Congreso del Estado le dio otra buena cantidad de millones de pesos. Inclusive los diputados panistas le gestionaron otra buena suma de millones de pesos para la viabilidad, pero que se ha concentrado en sólo la repavimentación de la calle 60, al cual ya hay señalamientos de irregularidades administrativas que trastocan el Estado de Derecho y el compromiso moral del panismo a favor de la transparencia y democracia en acciones de gobierno.

¿Qué es lo que Mérida quiere o espera de sus autoridades?

Por lo menos estoy plenamente seguro que queremos que realmente se pongan a trabajar, que cumplan lo prometido y saquen adelante a la ciudad. En otras palabras ACCIONES DE GOBIERNO, no REACCIONES que desde una perspectiva medíatica no engañan ante la magnitud de un problema que no puede ya ser cargado a responsabilidad de la administración pasada.

La REACCIÓN de Renán Barrera debe preocupar a los panistas de Mérida. A los que promulgan y vociferan aún que el panismo sabe realmente gobernar. Su salida a bachear se ha convertido en una caricatura de la ineptitud que hay en el ayuntamiento en la atención ciudadana.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPeligroso juego político entre UNAM y CNDH
Artículo siguienteEl sentido de la palabra REVOLUCIÓN en el México global