panistatravesti-620x270El travestismo, el gusto de vestirse de mujer, hoy en día no debería escandalizarnos mucho en un tiempo donde se pregonan los derechos humanos y la discriminación por gustos, por preferencias sexuales o de cualquier otra índole. Sin embargo no deje de sorprender la reacción, tanto del ofendido como de la sociedad, en el caso de la exhibición del presidente del PAN vestido de mujer.

El problema mayor, que debe ser signo de preocupación para el panismo, más allá de la situación vergonzosa de la exhibición pública de una conducta o parafilia sexual, es la forma en como se llegaron a esas fotografías. Sin duda hay un fuego amigo en el panismo campechano, como sucede en todas las entidades del país. No pasemos por alto el hecho de José Inurreta Borges, el afectado, ha afirmado que las imágenes se encontraban en su celular, que lo dejo – en una reunión co  correligionarios – conectado a una fuente eléctrica para cargarse. Lo que alguien aprovechó para robarlo, y a partir de ahí, publicar las fotos en las redes sociales.

Menuda preocupación para el panismo que ante la sociedad queda entredicho por la clara intención de dañar a individuos, pero que al final termina afectando a todo un partido político.

¿Cómo es posible que un propio compañero realice tal acto?

¿En dónde quedan los principios de respeto a la dignidad humana?

Es claro que vemos la descomposición de los principios del PAN desde su propio seno, en sus entrañas.

No importan los principios, ni la dignidad humana, ni el bien común, el humanismo y el resto al individuo. En el ensañamiento interno es claro que los panistas operan bajo propios intereses, sin importar que con ello se tenga que lastimar, dañar o perjudicar a un enemigo.

Como me dijera un panista hace algunos días, “…el problema no es que la democracia no funcione dentro del partido, lo que no hemos aprendido es a saber respetarnos entre nosotros, ya que al final lo que impera es ver como “romperle la mad..” al contrincante”

Hoy estamos en un claro ejemplo de esa realidad en la vida interna de los panistas, una exhibición y “desnudez”  que nos lleva a pensar y reflexionar, sin dentro de casa no es posible poner orden y no saben respetarse entre ellos mismos … ¿cuál es el destino de quienes no somos parte de su grupo? ¿qué nos espera a los ciudadanos?

Al tiempo.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anterior@Ayuntamerida: Gracias Angélica!!!!
Artículo siguienteCarnaval de Mérida, entre la fobia y la ineptitud