PRI-Y-TELEVISAA lo largo del día, poco a poco se ha ido escudriñando lo que se dio a conocer en la mañana por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la declaración de agentes económicos preponderantes al grupo empresarial Televisa.

Es importante señalar que los expertos en telecomunicaciones han coincidido que la decisión es histórica, un hito en la competencia competencia en el país. En su artículo 28 la Constitución Política Mexicana determina que están prohibidos los monopolios, en lo que en la nueva legislación en telecomunicación se ha definido análogamente el término de AGENTE ECONÓMICO PREPONDERANTE, refiriéndose a la identificación de aquellas empresas con poder sustancial en mercado específicos, con el que pueden influir en materia de precios y en la imposición de barreras a sus competidores, por lo que el siguiente paso sería aplicarles una regulación asimétrica o diferenciada a la del resto de los jugadores.

Lo que técnicamente se entiende de las medidas regulatorias que el IFT ha determinado, en el sustento que Televisa acapara más del 50 por ciento de la audiencia televisiva del país, que la empresa de Emilio Azcarraga Jean deberá compartir con todas las demás cadenas su infraestructura en instalaciones, antenas y capacidad técnica en precios de arrendamiento que deberá ser públicas y reguladas por el mismo IFT.

Javier Tejado Dondé, especialista en telecomunicaciones entrevistado por Paola Rojas en su noticiero en RadioFórmula, indicó que el caso de la televisora Televisa resulta curioso, ya que ésta es la primera ocasión a nivel mundial en que se declara algún actor dominante en materia de televisión abierta y se incluyen medidas de regulación asimétrica, que contemplan la apertura de toda su infraestructura pasiva y activa.

El caso es más que único, ya que se le prohibe a la empresa a contratar programas exclusivos de alto rating como los partidos de la liguilla Mx o finales de copas del mundo, olimpiadas de verano o invierno. Lo que confirma el especialista Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit, al afirmar que también deberá compartir sus contenidos, “ya no van a ser exclusivos, los tendrá que compartir a un precio accesible y asequible.”

La intención y finalidad es permitir una mayor competitividad en materia televisiva, más cuando se acerca la licitación de dos nuevos canales, se pretende asegurar que el mercado se abra más en favor de la competencia y generación de mejores contenidos. Un compromiso que asumió Enrique Peña Nieto al asumir la presidencia de la República.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorSe derrumban los mitos en contra de @EPN
Artículo siguienteLiliana Bolio: De reina de carnaval a peón de Renán