vicentilloEn el clamor popular se ha acusado al gobierno mexicano de estar aliado con la delincuencia organizada, especialmente con el narcotráfico. Lo anterior constituye una razón de desconfianza para que las autoridades norteamericanas colaboren con las autoridades mexicanas en diferentes periodos de la historia.

Sin embargo, en los últimos años se han dado pasos de colaboración que no han estado exentos de acusaciones de miembros de seguridad norteamericana en contra de las mexicanas. No obstante hay claros indicios de que el trabajo conjunto ha dado resultados en la captura y desmantelamiento de bandas dedicadas al narcotráfico.

Cuando una de las “personalidades” es atrapada en territorio mexicano por autoridades mexicanas, inmediatamente los norteamericanos lo piden en proceso de extradicción. Se dice que para que realmente se logre la justicia y castigo ante la “alta corrupción” que hay en México, y con ello, el temor de que se escapen los delincuentes, se pacte con el gobierno o no se logre dar un ejemplar castigo a los delincuentes.

Pero el caso de Vicentillo, de  Vicente Zambada Niebla, detenido en México y extraditado a USA, se declaró culpable por los delitos de tráfico de drogas y “lavado” de dinero ante la corte de Illinois, con el propósito de alcanzar un acuerdo legal con autoridades de ese país. Con dicho acuerdo el legalmente narcotraficante en lugar de la cadena perpetua se le imputara una condena de 10 años de cárcel, así como el pago de cuatro millones de dólares.

Entonces surge la pregunta ¿quién realmente es el negociador de la justicia? ¿En dónde quedo el interés realmente de dar golpes certeros a los delincuentes en la persona y dinero que manejan?

México ha cumplido hasta ahora con un trabajo de inteligencia y acción coactiva en contra de los grupos delincuenciales en México. Una lucha que ha permitido la recaptura de Joaquin Guzman Loera, el que se escapo de una carcel de máxima seguridad en los primeros días del arribo del PAN a lo Pinos.

Es de interés de los norteamericanos de juzgar en territorio yanki a “El Chapo”. Con la decisión de no aplicar “todo el peso de la ley hasta sus últimas consecuencias” la Procuraduría General del Estado afirma que Guzman Loera no será extraditado.

Queda muy claro que la calificación de que si un gobierno hace bien o no de acuerdo a USA es convenciera a sus interesés, que ellos si saben negociar la aplicación de la ley. Una doble moral.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorTELMEX confronta al gobierno mexicano
Artículo siguiente@RenanBarrera AMENAZA con DENUNCIAR protesta ciudadana