veronicajuarezEl pasado 1 de septiembre el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa de ley para proteger a los menores de edad de los diferente peligros sociales a los cuales está expuesto. La iniciativa se entregó en calidad de preferente, por lo cual se convierte obligatoria su consideración, discusión y aprobación.

La iniciativa inició su recorrido por la Cámara de Senadores donde se le hicieron cambios para dar lugar a reconocer DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS para menores de edad. Es decir, el reconocimiento de que son sujetos sexuados, cuya práctica sexual y reproductiva debe estar garantizado por el Estado. Lo que abre la posibilidad de que los menores de edad tengan acceso a un ejercicio libre de su propia sexualidad en todas sus manifestaciones. Muy contradictorio cuando se reconocen los esfuerzos que hacen las autoridades para disminuir los casos de embarazos no deseados en adolescentes.

Hoy la propuesta está estancada en la Cámara de Diputados. Se dice que tanto el PAN como el PRI han escuchado las diferentes expresiones ciudadanas que no están de acuerdo con la inclusión de derechos que no corresponde a los postulados constitucionales, ni son parte de tratados internacionales en materia de protección infantil, contrarios a los principios generales de derecho y atentado contra la integridad de otros conceptos y preceptos legales en materia civil y penal.

Al parecer a las bancadas del PRD en el Congreso de la Unión quieren ocasionarle al presidente Enrique Peña Nieto un repudio de la sociedad al aprobarle una ley contraria a los intereses genuinos de la sociedad. Es la “toma de venganza” después de la aprobación de la Reforma Energética.

Lamentable que uno de los valores fundamentales de la sociedad como es la infancia y los menores de edad, a quienes en principio de todo valor debemos una adecuada protección y defensa, hoy se convierta en el ajuste de cuentas político.

Lo que deseamos como sociedad es encauzar los esfuerzos hacia una mejor sociedad, que en el caso de menores de edad puedan desarrollarse plena e integralmente en el seno de las familias. El Estado no puede ocupar un lugar que no le corresponde. Esto significa imposiciones de imperio que se creían superadas.

Se cuenta en los pasillos del Congreso que la presidenta de la comisión legislativa que tiene el dictamen, la Dip. Verónica Juárez que llega a la curul legislativa por la vía plurinominal, es decir, sin ganar una elección por lo cual no representa los intereses ciudadanos, pero si los de su partido (PRD) que la ha postulado, es la principal opositora para escuchar a la sociedad. Es el juego del doble discurso, de decir que lo hace por el pueblo, pero que en verdad de los hechos es la oportunidad de sacarle ventaja política en contra de la percepción de que Enrique Peña Nieto es quien propone situaciones por demás contradictorias para la adecuada protección infantil.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anterior¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?
Artículo siguienteEl salario mínimo para el PAN, quedó como asunto mediático