*El film dirigido por Luke Lorentzen y producido por la mexicana, Elena Fortes, llegó a la terna de preseleccionados para competir en los premios de la Academia*
Por Cristóbal Torres
México, 13 de enero (Notimex).— Familia de medianoche es un documental de 2018 que empezó a tener su corrida en 2019, el cual narra la historia de los Ochoa: una familia que maneja una ambulancia clandestina en las noches, aprovechando el enorme vacío que existe no sólo en cuanto a unidades disponibles en Ciudad de México sino también en el marco legal —donde las ambulancias compiten por llegar primero a los accidentes—.
Este trabajo marca el debut formal de Elena Fortes como productora, después de 11 años de estar al frente de la Gira de Documentales Ambulante, siendo un debut con gratas noticias: en diciembre de 2019 el largometraje entró a la terna de preseleccionados a mejor documental por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.
El documental, dirigido por Luke Lorentzen —quien al mirar a una familia jugando en la calle decidió entablar una conversación, sin sospechar que sería el inicio de un acompañamiento cercano cada noche, durante varios meses, para conocer los entresijos de una ambulancia particular—, fue uno de los documentales con mejor promedio de asistencia en la pasada edición de la gira.
Lorentzen acude de forma observacional, entregando tomas interesantes. Se vuelve un miembro más de la tripulación, consiguiendo captar casos y escenas impactantes que ocurren a diario en la Ciudad de México.
Familia de media noche no sólo retrata de forma contundente la vida nocturna de una ambulancia, también muestra los matices y ritmo de un sistema de salud público.
Por su parte, la familia Ochoa abrió las puertas de su ambulancia para que la cámara —y los espectadores— fueran testigos de las dificultades, satisfacciones y complejidades que se gestan en el interior del sistema de salud en la Ciudad de México, buscando crear conciencia de la urgencia de atención y cambios en este sector.