Pese a encontrarse en una etapa inicial, Relativity Space recolectó 650 millones de dólares en inversión para sus próximos cohetes

 

NOTIPRESS.- Con la fabricación del primer cohete reutilizable de impresión 3D, la empresa espacial Relativity Space planea competir con la empresa aeroespacial de Elon MuskSpaceX. Con una nueva ronda de financiamiento, donde recolectó 650 millones de dólares, Relativity Space planea poner sus cohetes Terran 1 y Terran R al servicio de viajes espaciales privados.

A partir de esta nueva ronda de financiamiento, Relativity Space podrá ampliar el programa de su segundo cohete, el Terran R, así como el desarrollo de infraestructura a largo plazo. Terran R es el primer cohete de impresión 3D completamente reutilizable, capaz de lanzar 20 mil kilogramos a la órbita terrestre, según un comunicado de Relativity Space, del 8 de junio. La empresa tiene planeado lanzar el cohete a partir de 2024 en el sitio de lanzamiento de Relativity Space en Cabo Cañaveral.

Mientras tanto, Relativity Space ya completó más del 85% del antecesor de Terran R, el cohete orbital Terran 1, con planes para lanzarlo a fines de 2021 también desde Cabo Cañaveral. De acuerdo con la empresa, Terran 1 continúa obteniendo tracción comercial, incluido el contrato con TriSept, su primer contrato de lanzamiento con el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Igualmente cuentan con un contrato de demostración de servicios de lanzamiento de clase dos con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA).

Relativity Space quiere ofrecer una alternativa a SpaceX y buscan que éste deje de ser el único proveedor disruptivo de lanzamientos espaciales. La empresa ya cuenta con varios inversores, con esta visión y la promesa de no sólo permitir viajes espaciales privados, sino de utilizar su tecnología de impresión 3D para facilitar la construcción cuando comiencen las misiones humanas a Marte. Entre sus inversores se encuentran Baillie Gifford, fondos y cuentas administrados por BlackRock, Centricus, Coatue, K5 Global, Soroban Capital, Tiger Global, Tribe Capital, XN, Jared Leto y Spencer Rascoff, entre otros

La impresión 3D será una de las tecnologías esenciales para la exploración espacial de los próximos años, tendencia que Relativity Space planea utilizar para competir con SpaceX. Según anunció la NASA a finales de 2020, actualmente mantienen un proyecto de desarrollo de una técnica de impresión en 3D para la fabricación de piezas de motores de cohetes, mediante polvo metálico y láseres. Mientras tanto, SpaceX mantiene el dominio de los viajes espaciales privados y anunció recientemente tres misiones de tripulación privada a bordo de su nave Dragon, con salida y destino en la Estación Espacial Internacional, rumbo a 2023.

Aunque aún se encuentra en su etapa inicial, Relativity Space se muestra optimista de su futuro, con esta nueva ronda de financiamiento y sus ya más de 400 empleados. De continuar con esta tendencia, y de resultar exitosa su tecnología, podría competir con SpaceX en el mercado de los vuelos espaciales privados en un futuro cercano.