Advierten necesidad de incluir al arte en la educación  

 

Mérida, Yucatán, a 19 de noviembre de 2021.- Estudios realizados sugieren que la música ha sido uno de los medios más utilizados para tratar problemáticas sociales, pues a través de ella se obtiene mayor impacto en países en vía de desarrollo, afirmó Carlos Carrillo Trujillo, integrante del cuerpo académico de Procesos Psicosociales y Praxis.      

La cultura y el arte pueden contribuir a construir espacios de relación social accesibles a todas las personas, siendo instrumentos ideales para trabajar aspectos como la pertinencia e inclusión, sostuvo el académico durante la conferencia “Música: Resistencia e inclusión”, presentada en el marco del Seminario Permanente de ese cuerpo académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).   

Advirtió que la música en sí misma es inclusiva, pues aglutina dimensiones intelectuales, sociales y afectivas, lo que la convierte en una herramienta ideal para el modelo de transformación social y educativo, porque “el lenguaje artístico es universal y va mucho más allá del lenguaje verbal”.  

Carrillo Trujillo comentó que es evidente que si queremos generar una sociedad que luche contra la exclusión social se tiene que formar a los individuos que en ella están, en la niñez y la adolescencia es cuando mejor podemos intervenir en los procesos de relación y trabajar sobre los estereotipos de diferencia.   

“Es el mejor momento donde se puede fomentar los valores de igualdad y respeto, pues los esquemas mentales están todavía en pleno desarrollo”, agregó.   

Indicó que es ahí donde la música permite abordar la relación humana desde la emoción, es decir, desde el elemento más importante, pues es un lenguaje universal que existe en todas las sociedades y que ha sido empleado a lo largo de la evolución humana por todas las sociedades.   

Explicó que, en la actualidad, nuestra sociedad está expuesta a numerosos cambios socioculturales que exigen la necesidad de reformular nuestro sistema educativo desde la educación inicial hasta la universitaria, y la música debe considerarse como una excelente herramienta para ser incluida.   

“Los resultados han demostrado el valor de la música como un instrumento muy importante para garantizar la participación de todos, tanto del alumnado como la sociedad en general, en los diferentes contextos de aprendizaje”, concluyó. 

 

 

 

Boletín de prensa