La autora invita a conocer las Zonas Lectoras  

 

Mérida, Yucatán, a 28 de abril 2022.- Aventurarse en los libros abre la posibilidad de brincar de la realidad a un mundo de fantasía y vivir una experiencia más allá del territorio personal, expresó la escritora Ana Clavel, quien fue la madrina de las Zonas Lectoras del Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).   

En el marco de las actividades del Programa de Fomento y Activación Lectora, el cual busca generar espacios de diálogo en donde la literatura propicie reflexión del entorno, Ana Clavel sostuvo un diálogo con la comunidad UADY vía Zoom sobre su libro “El amor es hambre”, editado por Alfaguara.   

En entrevista previa, la escritora mexicana describió su experiencia lectora con el libro de Julio Verne, “La vuelta al mundo en 80 días”.   

“Lo que me sucedió con los libros es que cuando iba leyendo, literalmente me fui subiendo a cada uno de los transportes y descubrí la posibilidad de brincar de una realidad a un mundo inexplorable con la simple experiencia de la imaginación, y es así como comienzo a escribir”, apuntó.   

En tal sentido, comentó que otros elementos que entran en juego, son sensaciones como el amor, el erotismo y el acto sublime en diferentes niveles.   

Sobre su novela, Clavel relató que se relaciona con la historia de Caperucita Roja en su primera versión literaria, donde trata los peligros que pueden surgir al relacionarse con personas desconocidas.    

“Hay historias que están detrás de las historias que conocemos de manera tradicional, mensajes que están en los libros que pueden hacernos crecer más, todo esto nos brinda la lectura”, refirió.   

La autora de las novelas “Las ninfas a veces sonríen”, “El dibujante de sombras” y “Las violetas son flores del deseo”, agregó que en su obra muestra a una Caperucita contemporánea de nombre Artemisa, en un ambiente donde la comida se presenta como una forma plástica del deseo.   

“Cada uno de los episodios se sostiene en una experiencia erótica en vinculación con la comida, implica una especie de puesta en escena donde distintos alimentos detonan encuentros”, comentó.   

De ese modo, indicó que todo esto nos lleva a pensar que su libro se trata de una complejidad humana que habita espíritu y cuerpo humano en todos los tiempos y culturas.    

Así, Ana Clavel nos expone su propia huella, su propia forma de devorar en la escritura y el arte corpórea del amor, la misteriosa fotosíntesis humana.   

Por otro lado, y antes de culminar, la escritora invitó a todos los estudiantes a acercarse a las Zonas Lectoras que tiene cada Facultad, pues estos espacios de lectura permiten y refuerzan el conocimiento de otros mundos, otra visión de vida.     

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.