Artista yucateca les da un tratamiento de descontaminación para hacer su trabajo

 

Mérida, Yucatán, a 27 de junio de 2022. Las 12,900 colillas de cigarro que fueron recolectadas en los alrededores del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, que administra Cultur, como una manera de coadyuvar para el saneamiento ambiental, serán usadas por una artista yucateca que se dedica a hacer obras de arte con esos residuos.

Previo acuerdo con la Secretaría de Salud de Yucatán, las colillas recolectadas serán entregadas a Miranda Jacqueline Escalante Moguel, quien cursó la carrera de Artes Visuales en el Campus de Arquitectura, Arte y Diseño de la UADY, quien se encargará del proceso de transformación.

Es así como los mencionados residuos altamente contaminantes se convertirán en una obra de arte, que en esta ocasión como señal representativa del evento, consistirá en un logo de Cultur; es decir, una cabeza estilizada del Dios Kukulkán.

Como se informó, el “Primer Colillatón Cultur 2022” se llevó al cabo como parte del proceso para que el Siglo XXI y los cines del mismo nombre sean reconocidos como “Edificios 100% de Humo de Tabaco y Emisiones”, hecho que se logró el 31 de mayo pasado, precisamente cuando se conmemoró el Día Mundial Sin Tabaco.

¿Cómo surgió la idea de convertir estos objetos contaminantes en obras de arte?

De acuerdo con la artista, quien actualmente cuenta con 28 años de edad y está en proceso de titulación, este tipo de trabajo surgió desde 2018 como parte de la asignatura “Proyecto Medio Ambiente”.

-Decidí tocar este tema de la contaminación por colillas, porque considero que no se le da la importancia que se debería… Siempre se habla del daño que le ocasiona a la salud el cigarro, pero casi no se habla de lo ocasiona al medio ambiente -añadió Miranda Jacqueline.

El proceso para hacer una obra de arte con residuos contaminantes

La artista explicó que, durante la recolección, esos residuos se guardan en botellas PET y se tapan ya que el olor llega a ser muy intenso y pueda causar daños a la salud.

Después, poco a poco se van colocando en bandejas para exponerlas al Sol y queden completamente secas, como parte del proceso de descontaminación.

Sin embargo, según el caso dijo que sus obras las puede realizar de dos maneras: 1. Utilizando las colillas completas y luego enmarcándolas a modo de vitrina o 2. Usando sólo el papel que envuelve los filtros.

En este caso, se corta pieza por pieza para hacer la separación, siempre utilizando guantes y cubrebocas. Los filtros se vuelven a almacenar en botellas y se entregan a asociaciones que se encargan de degradar estos residuos o darles un nuevo uso.

-Estos procesos para hacer una obra de arte es bastante tardado y un formato pequeño puede llevar más de mil colillas.

-Se manipula pieza por pieza, siempre con mucho cuidado y en espacios abiertos, para lograr un buen resultado -concluyó.

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPermanece abierta convocatoria para proyectos en comunidades
Artículo siguienteEntrega Vila Dosal plazas a personal de apoyo y asistencia a la educación