Palacio Legislativo, 13-07-2022 (Notilegis).- La diputada María Eugenia Hernández Pérez (Morena), coordinadora temática de Cultura, Ciencia y Tecnología, y de Educación de su grupo parlamentario, informó que impulsa una iniciativa en materia de derechos lingüísticos de las poblaciones y comunidades indígenas.

 

En conferencia de prensa acompañada de Érika Vargas y Rocío Mora, traductoras de lengua indígena, indicó que su propuesta busca reformar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y a la Ley General de Partidos Políticos con ese fin.

 

Lo anterior, acorde a lo dispuesto por la Constitución en el artículo 2°, la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas en su artículo 5°, que obliga al Estado reconocer, proteger y promover la preservación, desarrollo y uso de las lenguas indígenas nacionales. 

 

“México es un país diverso, con una amplia riqueza étnica y cultural que se plasma en una variedad lingüística, no obstante, hay tareas pendientes para la construcción de una representación democrática, efectiva de los pueblos y comunidades indígenas y superar diversas formas de exclusión política, económica y social que persisten”, destacó.

 

Hernández Pérez comentó que la iniciativa nació de unos recorridos que realizó durante un mes, en la región cuatro del estado de Hidalgo, en donde se encuentran muchísimas comunidades indígenas.

 

Relató que en estos encuentros cuando se acercaba con las personas de estas comunidades “me di cuenta de muchas cuestiones, entre ellas el abandono en las que nuestras comunidades indígenas han estado sometidas. Diversos gobiernos del siglo XX intentaron rescatar la identidad, usos y costumbres, para lucrar con estas comunidades.

 

“Nunca les interesó realmente su desarrollo económico, político y social, porque son comunidades indígenas que han sido abusadas políticamente, de cualquier sujeto que quiera convertirse en alguien político y entonces nada más llegan a las comunidades en épocas de elecciones, no a traducir, ni a aprender el idioma náhuat u otomí, llegan a indicarles en donde va la crucecita”, señaló.

 

Hernández Pérez explicó que la lengua es uno de los rasgos identitarios más relevantes de pueblos y comunidades indígenas, se caracterizan por ser endémicas, es decir, “cada una de ellas está geolocalizada en una determinada región y reflejan una filosofía particular sobre el territorio y los ecosistemas existentes”. 

 

Aseguró que la mayoría de estas lenguas son ágrafas, es decir, “no están documentadas, y sólo se recuperan a través de las prácticas culturales, y su pérdida es equiparable con la desaparición de un ecosistema o una especie”.

 

Comentó que ha presentado diversas iniciativas como la del traductor lingüístico, rescate de los conocimientos ancestrales, es porque existe una preocupación, porque “nosotros tenemos ese espíritu porque venimos de esas culturas mesoamericanas”. 

 

Mencionó que en el país se estima que existen 11 familias lingüísticas, 68 pueblos originarios, 150 lenguas y 374 variantes. 

 

“Esa variedad lingüística ha contribuido considerablemente al enriquecimiento del léxico del español y, al igual que la biodiversidad, la pluralidad de lenguas es uno de los más preciados patrimonios que poseemos”, concluyó.

 

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPresentan en la Cámara de Diputados concierto del Ensamble Delgoshá, Música Persa
Artículo siguienteBondades de Yucatán fueron presentadas ante integrantes de la Red Internacional de Universidades del Regnum Christi