Este logro podría ayudar a aumentar el rendimiento agrícola en un contexto de cambio climático, donde la falta de lluvia endurece los suelos

 

NOTIPRESS.- Pronósticos científicos esperan una afectación de la agricultura a nivel global a causa del cambio climático y el calentamiento global. Por ejemplo, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) espera una disminución del 24% del rendimiento del cultivo de maíz por este motivo. En este sentido, científicos buscan formas de aumentar el rendimiento de los cultivos y, para esto, investigadores de la Universidad de Nottingham encontraron la forma de diseñar raíces que penetren más fácilmente los suelos duros.

Según el estudio publicado en la revista PNAS, la agricultura intensiva y las prácticas cambiantes de labranza están provocando que los suelos de cultivo se vuelvan cada vez más duros y compactos. Esto representa un gran desafío agronómico, por la inhibición del alargamiento de las raíces y su afectación al rendimiento de los cultivos, aseguran sus autores.

Al obtener la capacidad de diseñar la longitud de las raíces de cereales para continuar su crecimiento en suelos duros, se les permite acceder a fuentes de agua más profundas. En consecuencia, se obtienen cultivos a prueba del clima, sobre todo en respuesta a los cambios en los patrones de lluvia del cambio climático, destaca un comunicado de la institución.

Con anterioridad se había identificado que los suelos duros causan un acortamiento e hinchazón de las raíces de los cultivos y se creía también, esta hinchazón ayudaba a la penetración. No obstante, los autores del estudio identificaron, mediante imágenes de rayos X, una mayor penetración de los suelos duros mediante raíces más estrechas. Los investigadores identificaron además la señal hormonal responsable de la hinchazón de la raíz en las plantas, consiguiendo mantenerlas estrechas al reducir sus niveles, ayudándoles a alcanzar una mayor profundidad.

Estos resultados, comenta el comunicado de la universidad, pueden salvaguardar o aumentar los rendimientos agrícolas en todo el mundo. Esto considerando que el cambio climático puede exacerbar la dureza del suelo por la falta de lluvia. Según la NASA, aunque algunas zonas del planeta puedan experimentar mayor precipitación e inundaciones debido al cambio climático, otras áreas probablemente experimenten menos lluvias y un mayor riesgo de sequía.

Debido a estos pronósticos negativos del cambio climático, diversas investigaciones se enfocan actualmente en aumentar el rendimiento de los cultivos para favorecer la seguridad alimentaria. En este sentido, este descubrimiento para diseñar raíces capaces de penetrar mejor los suelos duros podría ayudar a una mayor resiliencia de los cultivos esenciales para la alimentación humana, como los cereales.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorLeones festeja a sus fanáticos
Artículo siguienteInteligencia Artificial: un nuevo soporte para la pérdida de memoria