Por Lucila Sigal

BUENOS AIRES, 11 sep (Reuters) – El Festival y el Mundial de Tango regresaron este año a Buenos Aires con la participación de más de 500 parejas locales y extranjeras, luego de la celebración de un evento híbrido en 2021 por la pandemia de COVID-19.

La capital argentina es el escenario del Festival, que incluye exhibiciones, conciertos, homenajes y clases de baile, y también del Mundial de Tango, cuya final se realizará al aire libre el 17 de septiembre con el emblemático Obelisco de fondo.

“Este año volvimos a la presencialidad. Están viniendo de todas partes del mundo a competir”, dijo a Reuters Natacha Poberaj, directora artística del Festival y Mundial de Tango BA (por Buenos Aires). “Es el evento de tango más importante a nivel global”, agregó.

Más de 400 parejas argentinas y 130 de países como Rusia, Japón, Inglaterra y Brasil, seleccionadas en competencias preliminares en distintos lugares del mundo, demostrarán su talento en las categorías de Tango de Pista y Tango Escenario.

El año pasado, debido a las restricciones de viaje por la pandemia de coronavirus, los participantes extranjeros debieron competir a través de una gran pantalla conectada por Zoom.

“Es absolutamente increíble, es un sueño para mí hacer esto, estar rodeada de toda la atmósfera del lugar, los mejores bailarines del mundo están acá”, dijo a Reuters Emma Reyes, una londinense hija de una británica y un chileno, quien estaba conmovida por la muerte de la reina Isabel II el jueves.

“Es realmente extraño enterarte de ese tipo de noticias estando tan lejos de tu país y es un shock”, dijo Reyes, de 37 años. “Voy a tratar de concentrarme en mis pasos, pero sí es algo importante y ella está en mi corazón”, agregó.

Como Reyes, las mujeres preparaban sus tacos y vestidos ajustados brillantes con tajos pronunciados, mientras los hombres se peinaban con el cabello firme al estilo del mítico cantante argentino Carlos Gardel antes de comenzar el viernes la competencia de Tango de Pista.

Más de 30 sedes, entre milongas, centros culturales, museos, bares, edificios históricos, el Teatro Colón y distintas plazas de Buenos Aires recibirán hasta el 18 de septiembre a más 1.500 artistas, que representan desde el tango más tradicional hasta las fusiones con géneros como la música electrónica o el rock.

También habrá espacio para que los aficionados suban al escenario a bailar y cantar en los distintos espacios de la ciudad destinados al festival, con entradas gratuitas.

Para Kozo Yamamoto, un japonés de 74 años de Tokio, el Mundial de Buenos Aires es el destino final de todo bailarín de tango, pero junto a su compañera y profesora Yoshiko Mamada, su aspiración es divertirse y disfrutar de la ciudad.

“Es mi primera vez y solo quiero pasarlo bien, porque hay muchos buenos competidores. Lo que más quiero es divertirme y daré lo mejor (…) El objetivo final es esta competencia, así que lo quería intentar una vez”, concluyó.

 

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPROGRESO: Margarita Robleda, novelista, cantante y conferencista yucateca, ofrece una presentación especial en la biblioteca de San Ignacio
Artículo siguienteEnseñanza de elite: por qué aumenta la matrícula en un centenario colegio bilingüe