Ante autoridades educativas y culturales, María Fritz Sierra resalta la trayectoria del escritor, con más de 40 títulos publicados.

La administración a cargo de Mauricio Vila Dosal seguirá impulsando la cultura y las artes en Yucatán, aseguró la funcionaria.

 

Mérida, Yucatán, 27 de septiembre de 2022.- En el marco de una significativa y emotiva ceremonia, el escritor Leopoldo Roldán Peniche Barrera recibió, esta mañana, de manos de la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, la Medalla “Eligio Ancona” 2022, máxima distinción que confieren el Gobierno del Estado y la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

 

Junto con la titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Loreto Villanueva Trujillo, y el rector de dicha casa de estudios, José de Jesús William, la representante del Gobernador Mauricio Vila Dosal entregó la presea al ganador, por su amplia producción en los campos de historia y literatura, en los géneros de poesía, ensayo, novela y crónica periodística, destacándose su aporte en la conservación de la cultura y las tradiciones de Yucatán.

 

Durante la ceremonia, que se realizó en el Salón de la Historia de la sede del Poder Ejecutivo estatal, la funcionaria resaltó la trayectoria y prolífica obra del recipiendario, con la presencia de Xhail Espadas Ancona, bisnieta de don Eligio Ancona, y miembros del jurado calificador.

 

Roldán Peniche ha hecho invaluables contribuciones a la memoria histórica y cultural de Yucatán, y “con cerca de 40 libros publicados y diversos premios en literatura, nos habla de una persona comprometida con la difusión de nuestra cultura y con un legado impecable”, puntualizó.

 

“Como Don Eligio Ancona, ha retratado, con sus crónicas, con sus cuentos, con sus novelas históricas e, incluso, con sus poemarios, el pulso de la vida entre dos siglos”, y ha laborado su propio camino, con una producción abundante y sólida, recalcó la titular de la SGG.

 

Asimismo, hizo hincapié en que el galardonado “ha sido, para sus lectores y lectoras, una escuela de la mirada, de la observación, y ha llevado registro puntual de los acontecimientos que mejor muestran la identidad de la cultura maya y de la yucateca”.

 

Sostuvo, además, que, en la actualidad, es un clásico, no sólo de Yucatán y México, sino de las letras en lengua castellana, y aplaudió el esfuerzo de la UADY por preservar la memoria de uno de los escritores yucatecos más destacados del siglo XIX, a través de su poliédrica personalidad: abogado, historiador, periodista, político y, sobre todo, escritor de cuerpo entero, entregado al pensamiento y la palabra.

 

“Nos hemos conducido con una visión humanista y, por ello, reconocemos la relevancia que tiene la cultura como algo que nos da identidad y que también tiene la capacidad de impulsar el desarrollo”, así que esta administración seguirá apoyando al sector, “para que nuestra identidad y patrimonio cultural lleguen a todos los rincones, de México y el mundo”, comentó Fritz Sierra.

 

Por último, dijo que “Yucatán es ejemplo de paz, Yucatán es ejemplo de seguridad, Yucatán es ejemplo de cultura, a nivel nacional e internacional; seguiremos consolidando nuestra cultura y, así, contribuiremos a la universalidad del mundo”.

 

A su vez, el homenajeado agradeció a las autoridades, y compartió que Eligio Ancona lo inspiró y llevó de la mano para redactar su obra histórica. “La medalla que lleva su nombre no podía ser más digna, porque ese nombre es el correcto y el que todos preferimos para bautizar la presea que, hoy, me ha sido impuesta”, manifestó.

 

También, recordó que, desde su niñez, la figura de Ancona significó respeto y fue aliciente para dedicarse a las letras, y compartió con el público lo valioso que ha sido tener, en su biblioteca personal, textos del benemérito de la entidad, de quien destacó su talento en el periodismo e, incluso, con contenidos más amenos, que incluyen anécdotas.

 

La investigadora Margarita Díaz Rubio, recipiendaria de la Medalla Yucatán 2022, ofreció una semblanza del galardonado, a quien describió como un polígrafo irrepetible; adelantó que, en breve, saldrá a la luz su autobiografía, y comentó que, a su fructífera trayectoria literaria, hay que agregar sus aportes como servidor público.

 

“Coordinó diversos talleres literarios, en el Instituto de Cultura de Yucatán, el Centro Estatal de Bellas Artes, el Centro Cultural “José Martí”, la Escuela de Escritores “Leopoldo Peniche Vallado” y, finalmente, la Universidad Autónoma de Yucatán, donde también formó parte de su Consejo Editorial”, enumeró.

 

Fue así como el también ganador del Premio de Literatura “Antonio Mediz Bolio” 1993, y las Medallas Yucatán 2011 y “Héctor Victoria Aguilar” 2015, une su nombre a los de Antonia Jiménez Trava, Nadima Simón Domínguez, Judith Pérez Romero, Sara Poot Herrer, Aercel Espadas Medina, Raúl Vela Sosa, Roberto Abraham Mafud, Emilio Vera Granados y otras figuras, desde el establecimiento de esta presea, en 1960.

 

También estuvieron la esposa del recipiendario, Marisol González; su hija, Marisol Peniche González; la diputada Carmen Guadalupe González Martín, en representación del Poder Legislativo, y integrantes del jurado de este año: el sociólogo Luis Ramírez Carrillo, la escritora Celia Pedrero Cerón y el antropólogo Carlos Bojórquez Urzaiz, así como invitados de la comunidad artística y cultural de Yucatán.

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorMediante videos, adolescentes de Yucatán promueven la prevención
Artículo siguienteVila Dosal inauguró los Planteles Azteca en Mérida