Especialista pide cuidar gastos 

 

Mérida, Yucatán, 25 de octubre de 2022.- Las tarjetas de crédito tienen tres usos principales: como medio de pago, como forma de crédito y como club de beneficios, manifestó la especialista en Finanzas, Mayahuel Márquez Quiroga, quien impartió la conferencia “Como sacarle provecho a tu tarjeta de crédito”. 

En el marco de las actividades de la Semana Nacional de Educación Financiera 2022, realizada en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), la especialista destacó que, si bien las tarjetas de crédito permiten hacer avances en efectivo para salir de aprietos, solo se deben hacer avances en situaciones de emergencia.    

“Las tarjetas de crédito no fueron pensadas para manejar el flujo de caja, es decir, el manejo de gastos del día a día”, agregó.   

En tal sentido, recomendó no usar la tarjeta de crédito más del 30% de la línea otorgada.    

“Si sigues este consejo, demostrarás que solo utilizas tu tarjeta para cumplir con tu presupuesto y que puedes utilizarla con mesura y responsabilidad”, agregó.   

Por otra parte, la especialista destacó que el beneficio de las tarjetas básicas reside en el hecho de que no cobran comisión o anualidad, aunque estas tarjetas te ofrecen algunos seguros tales como protección en viajes, defunción y protección contra robo y/o extravío no incluyen promociones como acumulación de puntos o meses sin intereses.   

“Pero ten cuidado, las tarjetas básicas no son tarjetas baratas pues el CAT (Costo Anual Total) en este segmento oscila entre el 45.12% y el 67.61% de acuerdo al portal de la Condusef”, remarcó.   

Entre las recomendaciones que brindó se encuentran: no pagar solo los mínimos de tu tarjeta, pues lo único que lograrás será eternizar la deuda y terminar pagando varias veces lo que hoy parecía una buena compra.   

Tampoco utilizar las promociones a meses sin intereses cuando lo que se compre no durará más allá del plazo en que aún continuarás haciendo los pagos mensuales, tales como comida, ropa o novedades de electrónica.   

“Ocupa esta opción de compra solo cuando se trate de bienes duraderos o el proveedor te ofrezca la opción de ampliar la garantía de tu compra”, comentó.   

La especialista puntualizó que usar una tarjeta de crédito no tiene por qué ser un problema y mucho menos terminar en pesadilla, todo lo que hay que hacer es entender su funcionamiento, saber los compromisos que adquirimos al aceptarlas y buscar la que mejor se adapte a nuestros hábitos de consumo.     

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorIndispensable la madurez digital en las instituciones
Artículo siguienteSuma de esfuerzos de colaboración entre el Congreso del Estado y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)