Buenos Aires, 11 nov (EFE).- La declaración en bancarrota de FTX, una de las plataformas de criptomonedas más importantes del sector, evidenció la necesidad de una mayor “transparencia” en las transacciones con este tipo de activos, aseguró este viernes Daniel Vogel, director general (CEO) y cofundador de Bitso.

“Viendo lo que acaba de pasar con FTX, creo que es obvio que necesitamos más transparencia, más claridad y mejores reglas”, manifestó Vogel en una entrevista a EFE con motivo de su participación en la décima edición de la Labitconf, el evento sobre criptomonedas más importante de América Latina.

La bancarrota de FTX, firma que llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares y que en los últimos días ha colapsado por falta de liquidez, afectará a unas 130 empresas afiliadas, entre ellas su firma de inversiones Alameda Research.

En cualquier caso, Bitso no se encuentra entre las compañías salpicadas por este colapso, puesto que ninguno de sus fondos “tiene exposición, directa o indirectamente, a FTX/Alameda”, de acuerdo a un comunicado difundido por la plataforma mexicana, líder del negocio de criptomonedas en América Latina.

CRECIMIENTO EN CASOS DE USO

Durante su conversación con EFE, Vogel destacó el “crecimiento exponencial” en los “casos de uso” de criptomonedas en América Latina, lo que demuestra que los habitantes de esta región están utilizando esta tecnología para “protegerse” o concretar operaciones de forma más “eficiente”.

Un ejemplo son las remesas gestionadas por Bitso, que en el primer semestre de 2022 experimentaron un salto interanual del 400 % con respecto al mismo período del año anterior, según Vogel, director general de una compañía con más de 6 millones de usuarios.

Otra prueba de ese interés está en la mayor adopción de criptomonedas estables (“stablecoins”), particularmente en países como Colombia y Argentina; o en la construcción de productos capaces de “interconectar” el mundo digital con el más tradicional.

De hecho, Bitso lanzó hace unos días en Argentina una plataforma de pagos, BitsoPay, que permite a sus usuarios pagar sus compras con criptomonedas a través de un código QR.

“Llegué hace un par de días al aeropuerto de Buenos Aires y lo primero que hice fue comprar una botella de agua, pagar con BitsoPay y se sintió como magia”, afirmó Vogel con emoción.

REGULACIÓN REGIONAL

La proliferación de usuarios de criptomonedas no ha pasado inadvertida para los gobiernos de Latinoamérica, que están tomando “diferentes posturas con respecto a la regulación” de estas divisas.

En México, por ejemplo, existe una “clara indicación” del Banco Central de separar el mundo de las criptomonedas del sistema financiero tradicional, mientras que en Colombia la autoridad reguladora está siendo “muy receptiva” con esta tecnología, señaló Vogel.

“Hay un mundo muy diferente a lo que veíamos hace cinco años, donde había mucha falta de información, falta de educación y falta de entendimiento”, aseveró el cofundador de Bitso.

En opinión de Vogel, la aplicación de las finanzas descentralizadas (DeFi) acabarán siendo “casi un requisito” próximamente, lo que permitiría brindar mayor “transparencia” y confianza a los reguladores y a los clientes.

“Creo que cuando el regulador entienda que ok, así es como soluciono el tema de raíz, así es como no tengo que hacer auditorías porque todo es transparente (…), vamos a agarrar estas cosas y se van a seguir expandiendo en todo el sistema financiero”, sostuvo el ejecutivo.

PERSPECTIVAS DE FUTURO

La décima edición de la Labitconf se celebró en un contexto ciertamente “difícil” para las criptomonedas, admitió Vogel, con caídas en las cotizaciones de las principales divisas virtuales, como el bitcóin, cuyo valor acumula una caída cercana al 20 % este año.

“Cuando hay esta volatilidad y especialmente esta baja de precios, pues es un contexto difícil”, afirmó el responsable de Bitso, agregando que la reciente bancarrota de FTX se ha sentido de forma “muy grande” en el sector.

Sin embargo, Vogel advirtió de que la comunidad cripto es “increíblemente resiliente”, mostrándose muy esperanzado por las perspectivas de futuro de estas herramientas, que en pocos años permitirán “tener acceso a tu dinero en cualquier lugar del mundo a cualquier momento”.

Todo ello dependerá, eso sí, de la evolución de la tecnología, algo que Vogel comparó con el desarrollo de internet, que en la década de 1990 no podía brindar los servicios en ‘streaming’ tan habituales en la actualidad.

“Subestimamos lo que esto va a lograr en el largo plazo y a veces sobreestimamos lo que puede lograr en el corto plazo. Creo que el precio (de las criptomonedas) es una indicación de eso”, sentenció el director general de Bitso, confirmando su propósito de trabajar con esta tecnología “hasta que cambie el mundo o falle”.

 

Javier Castro Bugarín

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorAnalizan metodología para la medición de la pobreza
Artículo siguienteToño Malpica llega con Dulce y Meg a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara