Los resultados alertaron que los jóvenes presentan tendencia autodestructiva con mayor probabilidad 

 

Mérida, Yucatán, a 17 de noviembre de 2022.- Durante el aislamiento por Covid-19, mujeres y hombres jóvenes experimentaron un aumento preocupante en el sentimiento de autodestrucción, destacó María del Rocío Hernández Pozo durante la conferencia “Panorama de los cambios en la composición de afectos emocionales y fortalezas de carácter pre y postpandemia en México”. 

En el marco de las Jornadas de Psicología Positiva, que organiza la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), la experta habló sobre el modelo de los perfiles emocionales; el contraste de indicadores pre y durante la pandemia; la introducción a la propuesta teórica sobre las fortalezas de carácter; y la elaboración de un modelo que vincula las fortalezas con las emociones y el impacto negativo del Covid. 

Apuntó que la situación de restricción de movilidad experimentada durante la pandemia impuso a los adolescentes a condiciones nuevas de estudio, relaciones interfamiliares y patrones de comportamiento sociales. 

Por lo anterior, realizó un estudio en donde el principal propósito fue caracterizar a la población mexicana en función con los afectos emocionales durante la tercera ola de la pandemia por Covid-19; para ello, se emplearon dos métodos diferentes y complementarios, un cuestionario y una prueba de sesgo atencional. 

“Se seleccionó el modelo de perfiles afectivo a partir del cuestionario de Escala de Afectividad (PANAS) para analizar e interpretar los resultados, y una prueba de discriminación condicional diseñada a partir de dicho cuestionario, que contempla tres tipos de afectos emocionales”, comentó. 

Se analizaron en total a 478 personas, 307 mujeres y 171 hombres con una edad promedio de 31.8 años; en resultados, dijo, sorprende el incremento en la categoría de autodestructivo durante la tercera ola de la pandemia, en comparación con la registrada en tiempos prepandemia. 

En 2021 el 37 por ciento de las personas cayeron en la categoría autodestructiva, con afectos negativos elevados y afectos positivos bajos, en comparación con lo registrado previamente, un 25.6 por ciento. 

Hernández Pozo informó que, según estos resultados, analizados por edad, los jóvenes tienden a presentar la tendencia autodestructiva con mayor probabilidad. 

Para finalizar, compartió un resumen de los hallazgos, en donde destacó que las emociones de miedo/vergüenza y de ira/disgusto se distribuyen de manera diferencial según a situación laboral por género; además, se encontraron diferencias por perfil y sexo para las horas dedicadas a los medios de comunicación, así como por los días de desvelo a la semana. 

Asimismo, subrayó que las mujeres tienden a contar con un perfil autodestructivo, por lo tanto, los padres y maestros deberán estar atentos para corregir esta tendencia por las consecuencias que puede tener sobre el comportamiento relacionado con la salud de las adolescentes. 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorCasa Editorial UADY fomenta la escritura
Artículo siguienteEl ONCE abre una ventana al trabajo artesanal mexicano