Alicante (España), 20 nov (EFE).- Un equipo de la Universidad española de Alicante (UA, este) ha descubierto un repelente inocuo para el medio ambiente contra el picudo negro de la platanera, un insecto causante de pérdidas económicas importantes en este tipo de cultivo de todo el mundo.

Esta plaga traía de cabeza a los científicos, enfrascados en lograr un método efectivo para combatirlo.

Tras cinco años de trabajo ilusionante y constante, el grupo de Fitopatología de la UA lo ha conseguido, dirigido por el profesor Luis Vicente López Llorca.

Este grupo está considerado una “potencia” investigadora especializada en patología vegetal: lucha contra las plagas -como la del picudo negro de la platanera y la de su ‘primo’, el picudo rojo, que ataca a las palmeras- y tratamiento de enfermedades, sobre todo por nematodos (“gusanos” microscópicos).

El picudo negro de la platanera (‘cosmopolites sordidus’) es un coleóptero nativo de la zona indiomalaya, aunque actualmente se extiende por todas las regiones productoras de plátano, como las islas atlánticas españolas de Canarias; es una de las plagas más dañinas de este cultivo en todo el mundo.

López Llorca y sus colegas han descubierto compuestos orgánicos volátiles (COVs) en hongos agentes de control biológico que repelen el insecto de forma respetuosa con el entorno, en el marco de un proyecto europeo, denominado MUSA, que acaba de concluir.

En el mismo han participado trece equipos de científicos de España, Italia, Bélgica, Kenia, Costa Rica y Etiopía, entre otros países, y el Grupo Regional de Cooperativas Plataneras de Canarias (Coplaca).

Primero, los investigadores experimentaron la aplicación del repelente en laboratorio y, después, en trampas colocadas en plantaciones infestadas naturalmente por el picudo negro en el norte de la isla canaria de Tenerife.

Esta última fase duró dos años y medio, con un resultado muy satisfactorio porque demostró su eficacia en la práctica, explicó a EFE López Llorca.

A partir de los experimentos, se llegó a la conclusión de que el efecto repelente de los COVs funciona en el campo, ya que los compuestos bloquean los atrayentes naturales del insecto (feromonas) que se usan hoy en día para determinar la presencia del picudo negro en las plataneras, informaron a EFE fuentes universitarias.

‘APARTAR Y ATRAER’

Para conseguir un control más eficaz de la planta, según los investigadores, los nuevos repelentes y los atrayentes (feromonas) se deben aplicar en combinación, utilizando la estrategia denominada ‘push and pull’ (‘apartar y atraer’).

Este procedimiento consiste en colocar trampas con repelentes en los límites de la plantación; y, fuera de ellas, otras con atrayentes que capturen los insectos para que nunca alcancen las plataneras y las dañen.

Los COVs ahora descubiertos se pueden obtener a partir de hongos o mediante síntesis química, y se formulan de manera sencilla para su aplicación en el campo. Por ello, los costes de producción son bajos y, por lo tanto, los repelentes se pueden comercializar a escala mundial.

 

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorJoya de Pitcheo da triunfo melenudo
Artículo siguienteFamilias yucatecas disfrutan colorido desfile cívico-deportivo con motivo del 112 aniversario del inicio de la Revolución Social Mexicana