Algunas exigencias de los músicos para una mejor vida son: un pago justo por el streaming musical y acabar con el monopolio de Ticketmaster

 

NOTIPRESS.- El Día Internacional de la Música se celebra cada 22 de noviembre, desde su instauración en 1975, por iniciativa de Lord Yehudi Menuhin, violinista quien entonces presidía el Consejo Internacional de Música. Desde este consejo, perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se buscó conmemorar en este día las distintas expresiones musicales del mundo.

Igualmente impulsar los ideales de la UNESCO de paz y amistad entre los pueblos, de intercambio de experiencia y de apreciación mutua de los valores estéticos. A continuación NotiPress presenta tres luchas que, desde la trinchera de la música, se han emprendido para conseguir mejores condiciones laborales en esta profesión.

  • Hacer del streaming un modelo rentable para los músicos

Según cifras de la plataforma de datos Statista, los servicios de streaming musical alcanzaron los 82.1 millones de usuarios de paga en Estados Unidos durante la primera mitad de 2021. Además, dicho rubro representó el 83 por ciento de las ganancias de la industria musical en aquel año, de acuerdo con la Asociación de la industria discográfica estadounidense (RIAA, en inglés).

No obstante, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) considera que tal crecimiento no ha permeado hasta los músicos. En este sentido, los pagos de servicios como Spotify a los músicos son insuficientes, insostenibles y están fuera de balance respecto al valor transferido a los servicios de transmisión, asegura este organismo perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Con el fin de cambiar la situación, el Sindicato de Músicos y Trabajadores Afines (UMAW, por sus siglas en inglés) propone aumentar el pago por streaming a al menos un centavo de dólar por reproducción. Sin embargo, el pago por reproducción en Spotify ha disminuido de un promedio de 0.0054 dólares por transmisión, en 2018, a $0.0037, en 2019, y $0.00307 en 2020.

Por esto, la congresista estadounidense Rashida Tlaib ha propuesto a sus colegas la creación de una nueva regalía para el streaming, para compensar los minúsculos ingresos de los músicos de parte de estas plataformas. Esta nueva regalía por streaming se pagaría directamente a los artistas, como ocurre con las regalías de radio digital en Estados Unidos, a través de la organización de gestión de derechos SoundExchange.

  • Separar el monopolio Live Nation-Ticketmaster

También en Estados Unidos surgió recientemente un movimiento para pedir al Departamento de Justicia de aquel país investigar a la compañía de venta de boletos Ticketmaster. Según la petición iniciada por la organización More Perfect Union, cuando las autoridades estadounidenses aprobaron la fusión de Ticketmaster con la productora de eventos Live Nation se prometió que esto promovería una competencia sólida para beneficio de los consumidores.

Sin embargo, consumidores y profesionales de la industria ahora enfrentan un aumento de los precios de los boletos y tarifas “basura de estafa” equivalentes hasta el 75% del valor de un boleto. También comportamiento anticompetitivo que intimida a artistas y recintos de eventos independientes, precios de boletos susceptibles a cambiar durante la compra y limitaciones en la compra de un solo boleto. Actualmente el conglomerado posee más del 70% del mercado de venta de entradas y eventos en vivo, por lo cual se pide a las autoridades competentes investigar y separar a estas empresas.

  • Acabar con el cobro por venta de mercancía

Desde la reanudación de eventos musicales en vivo, tras el inicio de la pandemia de Covid-19, muchos músicos profesionales han advertido de las dificultades financieras de salir de gira. Muchas veces esto supone la incapacidad de recuperar la inversión y se dificulta además por la comisión por venta de mercancía que imponen en festivales y lugares de conciertos, según UMAW. Este cobro por venta oscila entre el 15% y el 35% e interfiere con una de las pocas formas de apoyo monetario directo de los fans a los músicos, asegura el sindicato.

Los músicos tienen ya la carga financiera de diseñar, producir y enviar su mercancía, por lo que UMAW lanzó la campaña #MyMerch. Esta campaña llama a los recintos de conciertos a comprometerse a no cobrar comisión por la venta de merchandising. En Reino Unido, más de cuatrocientos recintos ya se comprometieron con esta petición y el sindicato espera la inclusión de otros más mientras promueve la campaña en América del Norte.

Mediante el Día Internacional de la Música se busca compartir la importancia de esta expresión cultural que acompaña la vida de las personas alrededor del mundo. Pese a la popularidad de esta manifestación artística, los músicos enfrentan muchas dificultades en torno a su profesión. Por esto resulta importante conocer las diversas luchas en torno a la industria musical para obtener mejores condiciones laborales en el ejercicio de esta profesión.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorIndustria de los videojuegos se suma para crear conciencia sobre el cambio climático
Artículo siguienteResponsabilidad y visión global, los ejes para el buen liderazgo empresarial: IPADE