Esta noche se encendieron las luces para inaugurar el nacimiento y el árbol de Navidad del 2022 en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

El Cardenal Fernando Vérgez Alzaga presidió una ceremonia al interior del Aula Pablo VI debido a las fuertes lluvias y tormentas eléctricas. Posteriormente, se encendieron las luces.

El nacimiento al aire libre está hecho de figuras de tamaño natural talladas a mano en árboles de cedro alpino de la región más nororiental de Italia, Friuli-Venezia Giulia.

La escena incluye una gruta de madera con un buey, un burro, un ángel, María, José y el niño Jesús. Las figuras de madera contarán también con artesanos típicos de la zona donde se realizó el belén, una pastora, una familia y niños.

El árbol de Navidad es un abeto blanco de casi 30 metros de altura de Rosello, un pueblo de montaña con alrededor de 182 habitantes en la región central italiana de Abruzzo.

El árbol estaba adornado con adornos hechos por niños en un centro de rehabilitación psiquiátrica en Italia. Otras decoraciones para el árbol fueron elaboradas por residentes de un asilo de ancianos y escolares de Abruzzo.

El Vaticano ha colocado un pesebre frente a la Basílica de San Pedro para la temporada navideña desde la década de 1980.

Desde hace aproximadamente una década, el Vaticano ha pedido a diferentes países o regiones italianas que presten la natividad para ser exhibida. En 2021, la escena llegó desde Perú.

 

 

 

 

FUENTE: ACI PRENSA


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorColombia: Escuelas católicas piden archivar polémico proyecto de ley de educación sexual
Artículo siguienteLos robots colaborativos, cobots, impulsan la innovación de las empresas