Por Aditya Kalra

NUEVA DELHI, 20 ene (Reuters) – Google dijo el viernes que cooperará con la autoridad de la competencia de India después de que el Tribunal Supremo confirmara las estrictas directivas de competencia que obligan a la empresa estadounidense a cambiar la forma en que comercializa su popular plataforma Android en un mercado clave en crecimiento.

La Comisión de la Competencia de la India (CCI) dictaminó en octubre que Google, propiedad de Alphabet Inc, explotaba su posición dominante en Android y le ordenó eliminar las restricciones impuestas a los fabricantes de dispositivos, incluidas las relacionadas con la preinstalación de aplicaciones y la garantía de exclusividad de su búsqueda. También impuso a Google una multa de 161 millones de dólares.

Google ha mostrado preocupación por la decisión de India, ya que las medidas se consideran más radicales que las impuestas en la histórica sentencia de 2018 de la Comisión Europea contra Android. Alrededor del 97% de los 600 millones de teléfonos móviles en India funcionan con Android, mientras que en Europa, el sistema representa el 75% de los 550 millones de teléfonos móviles, según estimaciones de Counterpoint Research.

El jueves, Google perdió un recurso en el Tribunal Supremo de India para bloquear las directivas de la CCI, obteniendo siete días para cumplirlas, una medida que obligará a la compañía a realizar cambios en la forma en que llega a acuerdos con los fabricantes de dispositivos que utilizan su plataforma gratuita y de código abierto Android.

“Seguimos comprometidos con nuestros usuarios y socios y cooperaremos con la CCI en el camino a seguir”, dijo un portavoz de Google en un comunicado a Reuters, sin explicar los pasos que podría dar.

“Estamos revisando los detalles de la decisión de ayer, que se limita a una medida cautelar y no decidió sobre el fondo de nuestro recurso”, añadió.

El máximo tribunal de la India también dijo que un tribunal inferior —donde Google impugnó por primera vez las directivas de Android— puede seguir conociendo del recurso de la empresa y debe pronunciarse antes del 31 de marzo. Google dijo el viernes que seguirá adelante con la apelación “en paralelo”.

Las directivas indias “sentarán precedente sobre hasta qué punto Google se verá obligado a abrir la plataforma Android a tiendas de aplicaciones, aplicaciones y servicios locales de terceros”, afirmó Neil Shah, director de análisis de Counterpoint Research.

“Será todo un reto”, afirma. “Estamos hablando de cerca de 600 millones de usuarios de Android: será una sacudida importante, que creará confusión y caos”.

En Europa, Google fue multada por poner en marcha lo que la Comisión calificó de restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos móviles Android. Google sigue impugnando la multa récord de 4.300 millones de dólares impuesta en ese caso.

 

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorEuropa acogerá una planta de tratamiento de litio para fabricar baterías
Artículo siguienteEl futuro de la robótica colaborativa en México