Más de mil padres de familia, integrantes de los comités de administración de escuelas públicas de Progreso, Hunucmá y Mérida, recibieron 83 millones de pesos del programa “La Escuela Es Nuestra” para el mejoramiento de los colegios donde estudian sus hijos.
 
Al entregar el recurso del Gobierno Federal, el Delegado del Gobierno Federal en Yucatán Joaquín Díaz Mena, subrayó la importancia de la educación de calidad para lograr un Gran Yucatán con oportunidades parejas y desarrollo para todos.
 
“Es fundamental que nuestras niñas, niños y jóvenes cuenten con escuelas dignas, con una infraestructura adecuada, con equipamiento y material didáctico necesario”, señaló Joaquín Díaz Mena, quien conoce perfectamente las necesidades que maestros y alumnos enfrentan día a día, ya que durante varios años fue profesor de telesecundaria y director en un Colegio de Bachilleres.
 
El programa encabezado por el Presidente López Obrador no solamente demuestra su total confianza en los padres de familia para administrar los fondos, sino que también reconoce la importancia del personal docente. Juntos, tienen la responsabilidad de elegir cómo invertir los recursos para garantizar igualdad de oportunidades para todos los niños, sin importar el municipio donde estén para recibir una educación de calidad.
 
En la entrega acompañaron al Delegado el representante de la SEP federal en el estado, Juan Balam; la Subdelegada regional de programas de Bienestar, Silvia Gutiérrez y el enlace del programa La Escuela Es Nuestra con la Delegación de Bienestar, Víctor Álvarez.

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.