En su visita a la UAG la experta de la Universidad Internacional de Cataluña destaca que con la IA se podrán resolver problemas y aminorar riesgos

Es tendencia que la Inteligencia Artificial (IA) ha generado muchas expectativas y a su vez dudas sobre la ética de usarla, para qué y por quién. Que si es una herramienta o un lastre; ¿afectará el cerebro humano?; ¿nos hará más listos o perezosos?
Para la Dra. Anna Akhmedova, de la Universidad Internacional de Cataluña, que realizó una visita a la Universidad Autónoma de Guadalajara, ésta podría ser la oportunidad para las empresas y gobiernos de potenciar la creatividad, detección de riesgos y solución de problemas de manera más precisa y rápida para potenciar el talento de sus empleados y servidores públicos.  
“Las empresas deben promover la creatividad, gracias a la IA se podrán resolver problemas específicos de las empresas. Sin embargo, esto dependerá del desarrollo y acceso a esta tecnología de los países. México está por verse, este podría verse frenado, ya que dependerá de muchos factores, entre estos, inversión de empresas privadas y para qué se utilizará, pero creo que se encontrará un camino o utilidad”, apuntó.  
La tecnología avanza de manera veloz y las aplicaciones de la IA van a la saga, mientras que el ser humano, por lo tanto, empresas y organizaciones, parecen no poder competir y es que se debe pensar, no en años, sobre el avance de estas herramientas, sino en meses; de hecho, en un plazo de seis meses a dos años se verá un avance o uso nuevo de la inteligencia artificial en diversas tareas de la vida cotidiana.
También opinó que la competencia entre empresas crecerá en los siguientes meses o en pocos años ante este avance, porque todas querrán probar sus capacidades y ganar un dinero extra, más no prevé conflictos por el momento, al menos en el plano comercial. 

Los gobiernos ya van tarde 
Los gobiernos de los países, por otro lado, deben encontrar la manera de legislar sobre el uso de esta tecnología, poner reglas de cómo usarla, desarrollarla, para qué y por qué. No obstante, ya van tarde. 
“Lamentablemente, cada país tendrá su visión, pero sería importante que hubiera un acuerdo; sin embargo, esto sería difícil, por lo mismo, todos tienen diferentes intereses, todo está por definirse”, añadió la Dra. Akhmedova.
En este punto, opinó que por eso es importante que las escuelas de negocios y universidades agreguen en sus currículos y programas educativos temas como la IA y sus usos, como lo hace la UAG que es una institución educativa que mira tanto al futuro, como el presente, por lo que está contenta de participar como docente en ella.
Y es que, la académica estuvo en la UAG para impartir clases en el Doctorado en Dirección Empresarial, o Doctorate of Business Administration (DBA).
“Es una gran experiencia, con un programa muy interesante, puntos de vista diferentes, dedicado a un mercado de directores que desean seguir estudiando y fortaleciendo su capacidad de decisiones y seguir trabajando en su empresa para llevarla al éxito, eso es admirable, ahí va el futuro”, compartió.

Sobre la visitante
La Dra. Anna Akhmedova, es profesora de la Universidad Internacional de Cataluña. Recientemente, completó un Doctorado en Filosofía con mención Cum Laude de la Universidad Internacional de Cataluña, Barcelona, y una estancia de postdoctorado en IESE Business School, Universidad de Navarra (España). 
Obtuvo una doble Maestría en Negocios Internacionales de CEMS Global Alliance en educación gerencial (FT 2nd para 2011/2012), estudiando en GSOM SPbU (Rusia) y en la Escuela de Negocios de la Universidad de Sydney (Australia). 
Tiene un historial comprobado de éxito en las industrias de consultoría y marketing en Rusia, España y Australia. Está involucrada en varios proyectos europeos. 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.