Esta opción podría ser una solución para enfrentar los desafíos energéticos en los lugares apartados, pero aún tiene muchos retos que afrontar

 
Mtro. Alejandro Martín Solís Tenorio, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).
 
Las microredes han surgido como una posible solución, muy prometedora, para abordar los desafíos energéticos en México, especialmente en áreas remotas y desconectadas de la red eléctrica principal. Estas pequeñas redes eléctricas independientes, que pueden operar en conjunto con la red principal o de forma aislada, permiten una generación y distribución de energía más eficiente, sostenible y resiliente.
Sin embargo, la adopción masiva de las microredes en México enfrenta varias barreras y desafíos que deben abordarse para maximizar su potencial y lograr una transición energética exitosa.
Una de las principales barreras para la adopción de microredes en México es el marco regulatorio y los obstáculos relacionados con los permisos. El entorno legal y regulatorio debe adaptarse para fomentar la implementación de microredes, facilitando la interconexión con la red principal y estableciendo normativas claras para su operación. Además, los procesos de obtención de permisos deben simplificarse y agilizarse para reducir la burocracia y los retrasos en los proyectos de microredes.
Otra barrera importante es la falta de conciencia y educación sobre las microredes. Tanto las comunidades locales como los inversores y tomadores de decisiones necesitan comprender los beneficios y las posibilidades que ofrecen las microredes.
Es necesario aumentar la divulgación y la capacitación sobre las tecnologías de microredes, destacando su capacidad para brindar acceso a la electricidad confiable, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la resiliencia del sistema eléctrico.
En el caso específico de las microredes aisladas a pequeña escala, con una capacidad inferior a 400 kw, existen barreras adicionales. Los altos costos iniciales y la falta de acceso a financiamiento adecuado dificultan la viabilidad económica de estos proyectos. Además, la escala económica puede ser un desafío, ya que las microredes a pequeña escala pueden tener dificultades para alcanzar la eficiencia y competitividad necesarias en comparación con las soluciones de la red eléctrica principal.
La disponibilidad de recursos renovables también puede ser un factor limitante para las microredes aisladas. La viabilidad de estas microredes depende de la disponibilidad y estabilidad de fuentes de energía renovable, como la solar, eólica o biomasa. En algunas ubicaciones, puede ser difícil garantizar un suministro constante de energía renovable, lo que puede afectar la operación y la confiabilidad de la microred.
En términos tecnológicos, las barreras incluyen el desarrollo de sistemas avanzados de control y gestión de la microred. El control inteligente y la optimización de la generación, el almacenamiento y la demanda son fundamentales para garantizar una operación eficiente y estable de la microred. Esto implica la investigación y el desarrollo de algoritmos sofisticados, sistemas de monitoreo en tiempo real y coordinación de dispositivos y sistemas distribuidos.
Asimismo, la interconexión de microredes y el establecimiento de estándares de comunicación seguros y eficientes son desafíos tecnológicos que requieren atención.
La integración de múltiples microredes y su conexión con la red eléctrica principal requiere una comunicación confiable y la compatibilidad de los sistemas para facilitar el intercambio de energía y la operación coordinada.
La adopción de microredes en México presenta un gran potencial para mejorar la eficiencia, la sostenibilidad y la resiliencia del sistema eléctrico. Sin embargo, para superar las barreras y desafíos mencionados, es necesario un enfoque integral que involucre a gobiernos, empresas, comunidades y expertos en el desarrollo de políticas, incentivos y programas de financiamiento que fomenten la implementación de microredes. Además, es esencial continuar invirtiendo en investigación y desarrollo de tecnologías y sistemas avanzados que mejoren la operación y la integración de las microredes en el panorama energético de México.
Con un enfoque conjunto y una visión a largo plazo, las microredes pueden desempeñar un papel clave en la transición hacia un sistema energético más sostenible y eficiente en México.

El Mtro. Alejandro Martín Solís Tenorio es Director de Posgrados en Energía e Industria de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.