Ciudad de México, 14 ago (EFE).- La serie “El Rey, Vicente Fernández” cobra a partir de este lunes una nueva vida, después de haber sido un éxito internacional en “streaming”, al iniciar su emisión en televisión abierta, algo que Jaime Camil, uno de los actores que da vida al ídolo, consideró una gran oportunidad.

“Estoy muy contento de que se pueda ver a nivel masivo, que le llegue al pueblo, porque (…) lo que Vicente representa es un cantante de México, un cantante del pueblo conocido en todos los rincones de nuestro país y en todos los países de habla hispana”, relató Camil en una entrevista con EFE.

La serie está producida por Caracol Televisión, compañía colombiana líder en contenido con más de 50 años de historia.

Fue número uno global en Netflix y logró atrapar al público, tanto a seguidores del conocido como Charro de Huentitán -fallecido en diciembre de 2021-, como a personas que no se habían adentrado tanto en su música o en su historia de vida.

Sin embargo, será ahora cuando llegue a un público mucho más general a través de Azteca Uno.

UNA EDICIÓN ESPECIAL PARA TELEVISIÓN ABIERTA

Camil, actor que da vida a Vicente Fernández en una de sus etapas vitales -los otros tres son Sebastián Dante, Sebastián García Huerta y Kaled Acab-, también detalló que se hizo una edición específica para ser emitida en televisión abierta.

En la edición anterior había saltos temporales y la narrativa resultaba más compleja de seguir.

“En el ‘streamer’ iba de adulto a adolescente, luego a niño, etcétera, era confusa la narrativa y si no seguías la historia clavado (con mucha atención) podías perderte. Me gustó mucho este ajuste para que se cuente mucho mejor la historia”, consideró el reconocido actor.

UN PARTEAGUAS PARA JAIME CAMIL

Camil cuenta con una extensa trayectoria como actor con títulos a sus espaldas como “Qué pobres tan ricos”, “Las píldoras de mi novio” o “Jane The Virgin”, pero sin duda “El Rey, Vicente Fernández” implica un antes y un después en su carrera.

“Tienes que acercarte a este proyecto como si fuera un proyecto actoral más, no puedes dejar que el peso de Chente se te suba a los hombros porque entonces programas tu proceso creativo con miedo e incertidumbres, aunque obviamente hay que entender el peso”, dijo el actor.

Además, explicó que tuvo que estudiar en profundidad la mímica del artista y su expresión verbal y corporal a través de entrevistas.

Esto ha marcado la carrera de Camil no solo por la posibilidad de interpretar a uno de los mayores ídolos de México, sino también por el nivel de producción de la serie, cuyo guión fue fruto de tres años de trabajo entre Fernández y el equipo de escritores de Caracol Televisión.

Los 36 capítulos de la serie, que cuenta con el beneplácito de la familia del artista, fue rodada en 380 localizaciones y aparecen más de 350 personajes a través de los que se relatan momentos relevantes de la vida del Charro de Huentitán más allá de los escenarios, aunque también sobre estos.

Camil expuso que, en vida, Fernández pidió que no se tocaran algunos temas e “hizo que la serie se convirtiese en un homenaje”.

“Hicimos nuestro propio Vicente, es una interpretación creativa de Vicente sin dejar obviamente su esencia. Fue muy demandante pero la recompensa fue muy bonita”, terminó el actor.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.