El Estado debe poner en marcha medidas para combatir el “racismo estructural” y los estereotipos que aún se encuentran arraigados en la sociedad, dice un Comité de la ONU. La historia, la cultura y las contribuciones de los afrodescendientes e indígenas no son incluidas en el sistema de educación pública.

 

El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial aseguró que en Uruguay persiste la “invisibilización y discriminación racial” contra los pueblos indígenas, quedando de manifiesto en “estereotipos y prejuicios”. 

El órgano de la ONU, que examina periódicamente si los Estados cumplen la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, pidió al país sudamericano que adopte “todas las medidas necesarias” para “reconocer y dar mayor visibilidad a los pueblos indígenas”.

Al Comité le preocupan la falta de medidas de alcance para combatir el “racismo estructural” y los estereotipos raciales que aún se encuentran arraigados en la sociedad uruguaya; y que la historia, la cultura y las contribuciones de las personas afrodescendientes y de los pueblos indígenas no son incluidas de manera efectiva y acertada en el sistema de educación pública.

 Además, asegura que la población afrodescendiente tiene menor acceso a los servicios de salud, seguridad social y viviendas dignas; está infrarrepresentada en puestos de toma de decisión y gestión y, en cambio, sobrerrepresentada en la economía informal. Los niños sufren “exclusión educativa” y mayores niveles de pobreza. 

Para abordarlo, recomienda que se cumplan las cuotas previstas para población afrodescendiente en la Ley sobre acciones afirmativas en las áreas educativa y laboral y considera necesario hacer “campañas de sensibilización a la población general sobre los efectos negativos de la discriminación racial”.

Delitos de odio

El Comité está preocupado por el aumento del discurso y de delitos de odio de carácter racista, en el ámbito deportivo, los medios de comunicación, e incluso en internet y redes sociales. 

Además, no hay una normativa específica para sancionar estos delitos en línea y apenas se registran denuncias o se sanciona a los responsables, con solo dos condenas por incitación al odio racista y diez condenas por violencia racista. 

En este sentido, pide al Estado que todas las denuncias “se investiguen y enjuicien de manera exhaustiva, efectiva e imparcial”, que se castigue debidamente a los perpetradores y que se proporcione a las víctimas una reparación adecuada. 

Al Comité también le preocupa que no existen denuncias sobre casos de perfilamiento racial, o donde se haya denunciado abuso de la autoridad o discriminación, y que, en consecuencia, tampoco se tiene registro de investigaciones administrativas a este respecto. 

Migrantes y refugiados

El órgano de la ONU asegura que los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo sufren una “persistente xenofobia y discriminación racial”. 

Considera que las medidas de integración social y regularización de estatus migratorio que ejecuta la Comisión de Refugiados “no son suficientes” y critica los “retrasos” y “largos plazos” en el registro de solicitudes de asilo y la determinación de estatuto de refugiado, así como en la identificación efectiva de personas apátridas. 

 

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.