Strassera y Moreno Ocampo se dedicaron a investigar y procesar a los responsables de la dictadura militar argentina

 

NOTIPRESS.- Argentina, 1985 de Santiago Mitre fue la responsable de completar el Ciclo de cine argentino en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México. Con invitados especiales, la función empezó en punto de las 19:30 el 23 de noviembre en el contexto de los 40 años de democracia ininterrumpida en Argentina.

El largometraje de Mitre fue nombrado una de las 5 mejores películas internacionales de 2022 por la National Board of Review. Asimismo, Argentina, 1985 se posicionó como ganadora en los Premios Globos de Oro en la categoría de mejor película en lengua no inglesa. A su vez, fue nominada en la categoría mejor película internacional en la 95.ª edición de los Premios Óscar.

Durante el cierre simbólico en la Cineteca, NotiPress recopiló algunas reflexiones y opiniones de los asistentes a la función especial. “Es impresionante ver el otro lado de la historia, saber cómo se hizo para lograr enjuiciar a Videla”, cuenta Alexis. “Yo no tenía conocimiento de esta parte de la historia de Argentina. Sin duda, te deja pensando”, reitera.

“Ver niños, jóvenes, hombres y mujeres luchando por sus derechos e interesándose en su país me resonó mucho. Una película fantástica”, retoma Alejandra.

Argentina, 1985: una oda a la democracia argentina

Este largometraje de drama histórico argentino está inspirado en hechos reales, específicamente en la historia de los fiscales Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo. Ambos funcionarios se dedicaron a investigar y procesar a los responsables de la dictadura militar argentina, entre ellos Jorge Rafael Videla y Roberto Eduardo Viola.

Strassera, en un juicio contrareloj, junto con Moreno Ocampo y su equipo de becarios jurídicos, deben reunir pruebas irrefutables para encerrar a los militares y hacer justicia a las víctimas de la junta militar. Todo esto bajo las amenazas anónimas constantes y la influencia del ejército en una Argentina con frágil y nueva democracia.

Juicio a las Juntas es como se le conoce históricamente a este caso excepcional en la historia latinoamericana y mundial. En este sentido, fue un tribunal civil apoyado por un gobierno democrático recién establecido quien decidió enjuiciar a los nueve de los diez máximos mandos militares de las tres primeras juntas militares. Estos militares habían dirigido la dictadura recién finalizada entre 1976 y 1982, pero que aún contaban con el apoyo del poder militar.

La narración de Argentina, 1985, transcurre durante 1984 y 1985, cuando el enjuiciamiento por violaciones masivas de derechos humanos de los máximos jefes militares de la última dictadura cívico-militar argentina (1976—1983) es obstruido por las Fuerzas Armadas. Mientras, la Cámara Federal busca enjuiciar por sí misma a los militares acusados.

Finalmente, la decisión judicial es enviar la causa al fiscal Strassera, dándole solo cuatro meses para preparar la acusación y presentar el caso en juicio. Ante la negativa general de los funcionarios judiciales para asistir a los fiscales -por miedo o simpatías con los militares-, Strassera y Moreno Ocampo deciden reunir a un equipo legal de jóvenes estudiantes para realizar la investigación y presentar la acusación en el juicio, que finalmente se realizó en 1985.

Organizado por la Embajada de Argentina en México, la Cancillería y la Cineteca Nacional, el Ciclo de cine argentino abarca todo lo correspondiente al siglo XXI y proyecta más de 10 largometrajes de origen argentino. Fue La ciénaga de Lucrecia Martel la película que inauguró el ciclo, pasando por documentales experimentales como El silencio es un cuerpo que cae, dirigida por Agustina Comedi en 2017 y terminando con Argentina, 1985.

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.