Aclaran términos para la prevención y detección oportuna 

 

Mérida, Yucatán, a 27 de noviembre 2023.- “Yo puedo tener una infección en mi cuerpo y ninguno de ustedes saberlo porque no tengo ninguna manifestación”, reveló Gabriela Pérez Ávalos, directora del Centro de Atención de Infecciones de Transmisión Sexual “Wallness Center Mérida”. 

Al impartir la conferencia “El VIH ya no mata, el estigma si” en el salón de usos múltiples de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), recordó que hasta hace algunos a virus como el VIH se les llamaba enfermedades de trasmisión sexual (ETS), pero que después de años de estudios y de detectar que no todas las ETS producen síntomas, se le cambió el nombre por infecciones de trasmisión sexual (ITS). 

En ese sentido, explicó que “la principal diferencia entre el VIH y el SIDA es que le VIH es solo el virus de inmunodeficiencia humana, es la infección como tal, y el SIDA es un síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es decir es un conjunto de signos, síntomas y enfermedades, que se adquieren del medio ambiente”. 

En la plática como parte de las actividades de la Semana de Psicóloga, la especialista recalcó que toda ITS tiene que ver con una práctica de contacto sexual y que virus como el VIH solo se transmiten de esa forma, o bien, con alguna práctica de riesgo que involucren fluidos como la sangre, el semen, líquido pre eyaculatorio, fluidos vaginales y leche materna. 

Además, mencionó que las vías de infección son únicamente los ojos, boca, pene, vagina, vulva, ano o heridas. 

Informó que el VIH lo que hace es matar las células de defensa (CD4) que son las células afectadas, es decir, que las disminuye a un nivel que se empieza a presentar síntomas de SIDA, una etapa avanzada del virus. 

Pérez Avalos detalló que “la infección aguda es la entrada del virus al cuerpo hasta la seroconversión completa de aproximadamente 30 días y la infección reciente se produce desde la seroconversión hasta la estabilidad de la carga viral VIH, y va desde los 130 a los 180 días de la exposición”. 

Posteriormente, continuó, se presenta la fase crónica o de latencia clínica cuando el portador es asintomático y en esta etapa el virus se multiplica incesantemente.     

Aclaró que esto no quiere decir que todas las personas que viven con el virus estén en etapa de sida, ya que se puede vivir con el virus sin presentar síntomas de SIDA durante muchos años, si se lleva control con pruebas de carga viral frecuente y un tratamiento adecuado. 

Informó que, si bien en la actualidad el VIH no es una sentencia de muerte para las personas portadoras, el diagnóstico oportuno evita que el virus produzca daños irreversibles y cualquier persona que lo solicite puede obtenerlo, debido a que las pruebas son gratuitas y confidenciales, así como de otras ITS como sífilis y hepatitis C. 

Para finalizar, la experta exhortó a la audiencia a prevenir el VIH “siempre al tener relaciones sexuales usen condón”, e invitó a los asistentes a realizarse pruebas de ITS por lo menos una vez al año. 

“En Wallness Center Mérida realizan pruebas rápidas de cuarta generación y con una sola muestra de sangre se pueden detectar tres infecciones de transmisión sexual, VIH, Sífilis y Hepatitis C, aplicadas con pre y post consejería”, finalizó. 

 

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.