Se llevó a cabo en la UAG el VII Simposio Guadalupano; fueron expositores los presbíteros Carlos Spahm y Héctor Ramírez

La Virgen de Guadalupe no se queda en la historia; cada vez tiene más protagonismo en México y en el continente americano.
Así lo afirmó el Pbro. Carlos Humberto Spahm, durante su exposición en el VII Simposio Guadalupano que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).
Por su parte, el Pbro. Héctor Alfonso Ramírez Sánz Cerrada habló sobre el mensaje y los desafíos del suceso Guadalupano ocurrido en el año 1531, cuando apenas había transcurrido una década de la caída de Tenochtitlán.
El VII Simposio Guadalupano tuvo lugar en el Campus Internacional de la UAG. Fue organizado por el Centro de Estudios Humanísticos que dirige el Dr. Ernesto Ávalos y el Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos de la UAG, a cuyo frente está el Lic. Ramón Velasco Sánchez. El Rector, Lic. Antonio Leaño Reyes, estuvo presente, acompañado de otras autoridades universitarias. 
Actualidad del acontecimiento
El padre Carlos Spahm, autor argentino, conferencista y fundador del Instituto Familia Religiosa del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia, que se ubica en la diócesis de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se refirió a las apariciones marianas de Guadalupe y Lourdes en cuanto a los signos y mensajes que la Santísima Virgen dejó en cada ocasión.
De las apariciones de Fátima (mayo, 1917), dijo que la Virgen advirtió sobre los horrores de la Segunda Guerra Mundial, pero también dio una esperanza al mundo al afirmar que “Mi Inmaculado Corazón triunfará”, refiriéndose no a un triunfo bélico o material, sino a una victoria definitiva sobre el mal.
“La Virgen promete el cielo, en Guadalupe aparece ella misma como un sol y en Fátima concluye las apariciones con el sol que se bambolea y parece precipitarse sobre centenares de personas presentes; estos hechos podrían representar la primera y segunda venida de Jesucristo”, comentó.
También hizo una detallada descripción de acontecimientos y figuras del Antiguo Testamento que se relacionan con la Virgen de Guadalupe: Adán y Eva fallaron, pero María es una nueva Eva que asume el rol de corredentora, y en Guadalupe, prepara a un pueblo, el mexicano, como anteriormente había ocurrido con Israel, para el conocimiento de Jesús.
Explicó que María está presente en toda la vida de Jesús, en cuanto a su naturaleza humana y fue proclamada por la Iglesia “Mediadora universal de todas las gracias”. También dijo que hay que defender su imagen sobrenatural porque no fue pintada por una persona humana; “es una imagen para catequizar, muy especial, es una imagen viva”.
El padre Spahn se despidió con una exhortación: “La Virgen quiere que tú trabajes con ella y que se extienda su devoción. ¡Anda y haz lo que esté de tu parte!”.
 
Mensaje y desafíos
La segunda exposición estuvo a cargo del Pbro. Héctor Alfonso Ramírez Sánz Cerrada, fundador de Mater Fátima, una organización que tiene presencia en sesenta países.
“El mensaje espiritual de las apariciones de Santa María de Guadalupe” fue el título de su conferencia. Recordó que solo faltan ocho años para el V Centenario de las apariciones de Guadalupe y “no podemos quedar indiferentes a la celebración”.
Afirmó que “el acontecimiento guadalupano es muy conocido, pero el mensaje de la Virgen, no. La idolatría está de moda y parece que los católicos mexicanos estamos dormidos frente a la acometida internacional que quiere desmoralizar países, destruir instituciones y generar caos”.
Comentó que el milagro del Tepeyac produjo nueve millones de conversiones en siete años y actualmente más de 22 millones personas al año visitan la Basílica en Ciudad de México.
El padre Ramírez Sánz dijo que la Virgen María “nos hace mirar al cielo, es Madre de Dios y nuestra, y nos invita a hacerle una casita en nuestro corazón”.
Finalmente, expuso los desafíos de los católicos comprometidos con la Virgen de Guadalupe: la defensa de la familia, la defensa de la vida, la promoción de la evangelización en el mundo y colaborar con María para que triunfe su Inmaculado Corazón.
Antes de las conferencias, se rezó el rosario y Te Déum. También se hicieron cantos gregorianos.
La clausura de Simposio Guadalupano estuvo a cargo del Mtro. Jorge Tinoco Flores, jefe de Relaciones Estudiantiles

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.