Tres talentosas estudiantes cultivan su pasión por la natación artística, mientras balancean el estudio con el entrenamiento acuático

 
En el vasto mundo de la expresión artística a través del deporte acuático, tres talentosas alumnas de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) dejan una marca imborrable en el ámbito de la natación artística.
Melissa Fernández Padilla, de Diseño Visual Estratégico, Alejandra Estrada Padilla, de Cirujano Dentista, y Fátima Olivares Maldonado, de la Lic. en Psicología, todas estudiantes destacadas de la UAG, han logrado fusionar la elegancia del arte con la disciplina atlética, en el apasionante mundo de la natación artística.
El compromiso de estas alumnas con la natación artística no solo se refleja en sus éxitos en competiciones locales y nacionales, sino también en el tiempo y esfuerzo que dedican al perfeccionamiento de sus habilidades, demostrado que la perseverancia es la clave para alcanzar el éxito en cualquier disciplina.
 
Un largo camino por recorrer
Durante su infancia, las tres jóvenes iniciaron la natación artística. Desde temprana edad, compartieron el amor por el deporte acuático, creando un vínculo especial entre ellas, sacrificando momentos de ocio para entrenar incansablemente.
Mientras otros disfrutaban de sus vacaciones y fines de semana, estas tres amigas se encontraban en la piscina, dedicadas a mejorar sus habilidades y prepararse para competir en eventos de alto calibre. Respaldadas por el Club Atlas Chapalita, participaron en competiciones a nivel estatal, Nacional Juvenil y Juegos Panamericanos, donde alcanzaron altas posiciones en la Olimpiada Nacional y así llevar el nombre de Jalisco a lo más alto del podio.
 
El éxito verdadero requiere sacrificio
Los años de entrenamiento intenso las habían fortalecido y les habían inculcado una fuerte responsabilidad. En la universidad, enfrentaron los desafíos académicos con la misma determinación, demostrando su compromiso y perseverancia.
Melissa enfatizó la importancia de aprovechar la oportunidad de estudiar y practicar un deporte, e instó a todos a ser constantes, ya que considera que esa es la clave del éxito. Reconoce que en este esfuerzo habrá sacrificios en el camino.
Por su parte, Fátima Olivares compartió su filosofía de vida, animando a encontrar la plenitud a través del equilibrio entre la mente y el cuerpo. Destacó el poder de la mente para alcanzar metas y alentó a disfrutar cada etapa de la vida mientras se trabaja hacia los objetivos.
Alejandra Estrada, por otro lado, reflexionó sobre su experiencia personal, mencionando que la natación le enseñó disciplina, esfuerzo y dedicación. Como resultado, recomienda encarecidamente la práctica de cualquier deporte, ya que considera que aporta valores fundamentales para el desarrollo personal y profesional.
Aunque el camino no siempre fue fácil, su amistad y el amor por la natación artística las guiaron a lo largo de los años. Con cada victoria y cada obstáculo superado, fortalecieron su vínculo y se convirtieron en un ejemplo de dedicación y compañerismo para quienes las rodeaban. Juntas, demostraron que el sacrificio y la pasión pueden llevar al éxito en todos los aspectos de la vida

 

 

Boletín de prensa


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.