San Juan, 11 may (EFE).- La Colectiva Estudiantil Combativa (CEC), a cargo de la acampada en apoyo a Palestina en las instalaciones universitarias, reclamó este sábado a la Universidad de Puerto Rico (UPR) que cese sus relaciones con tres compañías estadounidenses fabricantes de armas “genocidas”.

“Que la universidad de Puerto Rico cese cualquier iniciativa o colaboración con las empresas que crean armas de guerra genocidas y se las suplen a Israel para que después sean usadas contra el pueblo palestino”, clamó a EFE desde el campamento de la UPR en Río Piedras, la portavoz de la CEC, que evita dar su nombre por miedo a represalias.

La activista precisó que la organización de estudiantes que envió una misiva detallando sus reclamos a la universidad, pide que la UPR termine su relación con las empresas fabricantes de armas Lockheed Martin, Raytheon y Honeywell.

“El grupo encuentra inconcebible que la UPR reciba dinero de estas tres compañías a través de donaciones, eventos patrocinados y becas”, aseveró la portavoz, que lleva desde el lunes durmiendo en una tienda de campaña para mostrar su solidaridad con el pueblo palestino.

La CEC reemplazó la noche del viernes la bandera de Estados Unidos por la de Palestina en la fachada del principal edificio de la UPR.

“Bajar la bandera de ellos es como reprochar esa relación de metrópolis y colonia y reemplazarla por la palestina es una demostración de solidaridad entre pueblos oprimidos que uno reconoce al otro”, explicó la activista, que desea que los otros 10 campus universitarios de la UPR se unan a la acampada para que “la lucha sea unánime”.

Asimismo, la joven indicó que el campamento está dedicado a Hani Qeshta, un bebé de siete meses, que murió en un bombardeo israelí contra un edificio residencial de la familia de Qeshta en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

“No va a ser olvidado, y esto solamente es una, pero hay miles de historias como la suya”, lamentó la estudiante universitaria, rodeada de banderas palestinas y puertorriqueñas, como símbolo de la unión entre ambos territorios por su condición colonial.

“Reclamamos que la universidad se declare claramente en contra del genocidio que se está gestando en Palestina a manos del Estado de Israel”, sentenció la activista.

Los universitarios puertorriqueños también solicitan el alto al fuego en Palestina y que Estados Unidos rompa los acuerdos económicos y relaciones diplomáticas con Israel.

Desde el 7 de octubre, 34.971 gazatíes han muerto en la ofensiva israelí y 78.641 han resultado heridos, además de haber 10.000 cuerpos desaparecidos bajo los escombros, según el recuento del Ministerio de Sanidad de la Franja.

El Ejército israelí continúa su asedio y su ofensiva en Rafah, donde hoy ordenó la evacuación de más barrios del este y centro de la ciudad; además de retomar su actividad militar en Yabalia, en el norte, donde también ha ordenado la salida de la población civil ante el reagrupamiento de Hamás.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.