La comunidad científica ha llamado a utilizar todos los medios posibles para combatir la reducción de arrecifes en el mundo

 

NOTIPRESS.- Científicos experimentan con la creación de arrecifes por medio de impresión 3D como un esfuerzo para la conservación y restauración de corales y otras especies en Hong Kong. Según diversas estimaciones científicas, los arrecifes de coral ocupan sólo el 0.1% de la superficie marina, pero dan hogar a más del 25% de todas las especies marinas, por lo que es vital su conservación.

Entre las especies que albergan se encuentran peces, moluscos, crustáceos, gusanos, equinodermos, esponjas, urocordados y algunos cnidarios, por lo cual la destrucción de los arrecifes tiene graves consecuencias para la biodiversidad. Actualmente, la contaminación de los drenajes públicos, los derrames de petróleo, los sedimentos y, principalmente, el aumento de la temperatura marina amenazan a los arrecifes alrededor del mundo.

Con anterioridad, los naufragios de navíos antiguos y el hundimiento de estructuras de concreto han demostrado un gran potencial para la formación de arrecifes artificiales. Ahora, colaboradores de Robotic Fabrication Lab, así como de la Facultad de arquitectura y el Instituto Swire de ciencia marina de la Universidad de Hong Kong prueban estructuras impresas en 3D con materiales orgánicos como parte de un proyecto de restauración de corales en el parque marino Hoi Ha Wan, donde habitan más de la tercera parte de las especies de coral de los arrecifes del país y más de 120 especies de peces relacionados con estos ecosistemas. A causa de la bioerosión a través de los años, junto a los eventos de blanqueamiento y mortalidad masiva de corales registrados entre 2015 y 2016, la fauna local de corales se encuentra en riesgo.

Este proyecto utiliza tecnología de impresión 3D con el fin de realizar estructuras que pueden personalizarse para locaciones y retos específicos, mejorando así la efectividad de estas intervenciones de restauración ecológica. De esta forma, el equipo de biólogos marinos ha construido una serie de estructuras de arrecife impresas en 3D con terracota, con el objetivo de proveer sustratos estructuralmente complejos en zonas degradadas para trabajar en la restauración de los corales.

Los investigadores realizaron estos diseños con capacidad para prevenir la acumulación de sedimentos e imitando las formas naturales de los arrecifes. Cada losa de arrecife mide 60 centímetros y con ellos el equipo de biólogos marinos cubrió una superficie aproximada de 40 metros cuadrados en tres locaciones desde finales de julio. El proyecto estudiará la efectividad de estos esfuerzos de restauración con el cultivo de tres especies distintas de coral durante un año.

Por otro lado, investigadores de la Escuela Rosenstiel de ciencias marinas y atmosféricas de la Universidad de Miami crearon el Centro de restauración de arrecifes de coral del sudeste de Florida para abordar el problema de la reducción y destrucción de arrecifes en Florida a través de técnicas novedosas de restauración de arrecifes, que incluyen el crecimiento y plantación de miles de corales de dos de los viveros en altamar de la universidad, junto con los criaderos en tierra y corales jóvenes de sus socios, según afirmaron en un webinar organizado por la universidad. Según los investigadores, es crítica la restauración del coral por todos los medios posibles.

En el ámbito de la impresión 3D, ésta también ha tenido grandes avances recientes en la rama de la arquitectura, con la vivienda más alta impresa en 3D recientemente en Bruselas y la planeación de un vecindario impreso en 3D a construirse en el estado de Tabasco, en el sur de la república mexicana.

Gracias a los avances de la tecnología para la impresión 3D, los científicos apuestan por esta técnica en la restauración y conservación de los arrecifes de coral y la biodiversidad que depende de estos ecosistemas, dada su importancia para el equilibrio de la flora y fauna marina y el ecosistema terrestre en general. El llamado de la comunidad científica es de atender urgentemente la pérdida de arrecifes alrededor del mundo.