Una iniciativa gubernamental podría atentar contra los fondos de la ciencia y tecnología en México

 

NOTIPRESS.- Una nueva reforma de ley propuesta por el Gobierno de México tiene la intención de recortar 109 fondos de centros públicos de investigación e institutos gubernamentales dedicados a la ciencia y tecnología. La actual administración planea recortar aproximadamente 68 millones de pesos con el propósito de invertirlo en fondos a fin de hacer frente a la pandemia causada por Covid-19. Lorena Ruano, politóloga en el Centro de Investigación y Docencia en Economía (CIDE) declaró para los medios locales en México que el recorte a los fondos para la ciencia y tecnología “Son un ataque a la investigación científica”.

También agregó que en administraciones pasadas se crearon fondos fiduciarios como un mecanismo financiero, ello con el fin de asegurar un financiamiento sostenido por programas específicos en temas de ciencia y tecnología. Estos fondos sirven para apoyar desde becas para estudiantes y mantenimiento de emergencia de equipos hasta importantes proyectos de bioseguridad, cambio climático, biotecnología, e investigación en docenas de centros gubernamentales, etc.

En abril de 2020 el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso cortar los fondos fiduciarios públicos para liberar recursos y combatir la pandemia y la crisis económica resultante. En mayo de 2020, después de una reunión pública que involucró científicos, los diputados emitieron un comunicado pidiendo un análisis cuidadoso para evitar que la eliminación de los fondos amenace el desarrollo científico y tecnológico.

Mario Delgado Carrillo de Morena, comenzó a impulsar la nueva propuesta el 29 de septiembre y propuso aumentar el número de fondos a eliminar de 55 (cifra del proyecto inicial) a 109, pues el Gobierno de México pretende acabar con los gastos innecesarios, así como la opacidad de la gestión de los fideicomisos: “Recortar los fondos no significa que el dinero desaparezca, sino es una reorganización y una revisión de cada peso del gasto”, agregó.

No obstante, los críticos de la actual administración de López Obrador afirman que los fondos dedicados específicamente para la ciencia y tecnología están fuertemente auditados y no mal administrados, además se muestran escépticos sobre la promesa de que las contribuciones no gubernamentales a los fondos se devolverán a los centros de investigación.

Cabe señalar, 26 de los fondos apoyan centros de investigación dentro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la principal agencia de financiamiento científico de México. Los directores de los centros han expresado su opinión sobre la amenaza que representa el proyecto de ley, pero los altos funcionarios del Conacyt no se han pronunciado ante tan iniciativa que propone el Gobierno de México para frenar los contagios y muertes por Covid-19.