Panamá desarrolló un novedoso mecanismo para dar atención, información y seguimiento a grupos clave de población utilizando canales virtuales de comunicación que abarcan las redes sociales tradicionales, las redes de ligues y los canales de chat, como WhatsApp.

Además garantizar la comunicación constante con usuarios para atender a los portadores del VIH, este enfoque ha servido  para promover las medidas sanitarias que buscan frenar el avance del coronavirus.

La estrategia fue adoptada por varias de organizaciones que trabajan con población viviendo con VIH, hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales y población LGTBIQ+ en general con el objetivo de poder continuar proveyendo servicios básicos de apoyo y acompañamiento para la realización de las pruebas de VIH, medidas de prevención, asesoría y asistencia psicológica, entre otros.

Lea aquí la historia completa.

 

 

 

Boletín de prensa de la ONU