Christian Fernando Cortez, conocido como el “Héroe de Ensenada”, es un joven mexicano que logró vencer al lobby gay que buscaba “cancelarlo” y evitar que reciba su título académico, luego de que pronunciara un discurso a favor de la vida, la familia y las libertades.

Hoy, Christian anima a todos los católicos a, siguiendo el ejemplo de San Juan Pablo II, no tener miedo.

El joven, debido a su promedio de excelencia de 99.91 de 100, fue elegido para dar un discurso en la ceremonia de graduación de la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), a fines de junio de este año.

En su discurso, Christian defendió la vida “desde la concepción hasta la muerte natural”, denunció la “hipocresía social” de lo “políticamente correcto” y criticó la ideología de género.

Sus palabras causaron la ira del lobby gay, entre ellos de maestros de su universidad, que buscaron “cancelarlo”, exigiendo a la UABC que lo sancione y que no le entregue su título profesional.

Kristina Hjelkrem, asesora legal de ADF International, organización jurídica que apoyó a Christian en su caso, señaló en un comunicado que “como objeto de una campaña de silenciamiento y sanción iniciada por sus profesores, Christian sufrió un grave daño a su reputación, además de la amenaza real de perder la capacidad de practicar su profesión”.

“Esto no solo representa a la cultura de la cancelación en su peor momento, sino que los esfuerzos para castigarlo contravienen el derecho humano fundamental a la libertad de expresión consagrado en el derecho internacional”.

“Todos los interesados en la protección de la libertad de expresión deberían tomar nota”, expresó Hjelkrem.

En declaraciones a EWTN Noticias, Christian Fernando Cortez aseguró que su clara victoria contra el lobby gay “fue gracias al apoyo de toda la sociedad”, de forma especial “la familia provida y profamilia no solo de México, sino de hispanoamérica y de otros lugares”.

“Gracias a eso mediáticamente le dimos la vuelta a la situación que se había manejado y aquí estamos, luchando y defendiendo siempre la verdad”, dijo.

Lejos de arrepentirse de defender la vida, la familia y las libertades, Christian dijo que hacerlo “es algo fundamental que debemos hacer todos los que nos preciamos de ser cristianos, en este caso católicos”.

“Debemos defenderlo para ser coherentes siempre”, aseguró.

Christian animó luego a que tengamos presente “lo que nos dijo Su Santidad San Juan Pablo II: no tengamos miedo”.

“Y debemos ser siempre inteligentes y frontales a la vez”, indicó.

“Con gracia de Dios tenemos que dar una batalla cultural y antropológica”, alentó, y subrayó que “debemos de tener fe en Él, en Dios Nuestro Señor, para salir adelante”.

“La verdad nos hará libres siempre”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

FUENTE: ACI PRENSA


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorMiR y AutoGuide Mobile Robots anuncian su fusión
Artículo siguienteA pie o en bicicleta, invitan a recorrer la oferta cultural de La Víspera de La Noche Blanca en Mérida