Jerusalén, 23 oct (EFE).- El Gobierno israelí aprobó hoy la creación de un museo dedicado al físico judío Albert Einstein en uno de los campus de la Universidad Hebrea de Jerusalén, con un presupuesto de 18 millones de dólares.

El museo se erigirá en el campus Safra de la Universidad Hebrea, en el barrio de Givat Ram en Jerusalén oeste, donde en estos momentos se guardan los escritos y archivos que el físico legó a ese centro de enseñanza a su muerte, informó la universidad en un comunicado.

Se trata de un proyecto que lleva discutiéndose en Israel desde hace más de una década.

“Hoy, mientras arranca el curso académico en el país, aprobamos en el Gobierno está importante resolución que fortalecerá la academia en Israel, su capital y la Universidad Hebrea, al albergar un Museo Albert Einstein que recogerá toda su obra”, señaló el ministro de Construcción y Vivienda, Zeev Elkin.

Además de recorrer su vida y obra, con su vital contribución en los avances en el campo de la física, el museo explorará “la profunda conexión de Einstein con el destino del pueblo judío, el Estado de Israel y la Universidad Hebrea, de la que fue fundador”.

“Los visitantes podrán disfrutar de una reconstrucción de la oficina y biblioteca de Einstein, y ver algunos de sus artículos científicos y escritos originales”, indica la Universidad Hebrea.

“El legado de investigación y excelencia académica de Albert Einstein, uno de los principales partidarios de Israel y uno de los fundadores de esta universidad, está presente en cada uno de los pilares de esta institución”, afirmó el presidente de la Universidad Hebrea, Asher Cohen.

Einstein, judío nacido en Alemania, es considerado uno de los grandes científicos de todos los tiempos y fue merecedor del Nobel de Física en 1921 por su teoría de la relatividad, que revolucionó la manera de entender la relación entre movimiento, espacio y tiempo, así como por sus contribuciones en la mecánica cuántica.

Con el ascenso de los nazis al poder en 1933, se mudó a EEUU, donde impartió clases en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), hasta su muerte en 1955 a los 76 años.

Sin embargo, Einstein estuvo muy vinculado a Israel desde el nacimiento del nuevo Estado en 1948 y, tras la muerte de su primer presidente, Chaim Weizmann, en 1952, se le ofreció el cargo al físico, quien se declaró “profundamente conmovido” por la oferta, pero la rechazó por carecer de “experiencia objetiva” y “aptitudes naturales” para el puesto. EFE

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorEstiman que 8 de cada 10 personas realicen una compra en el Buen Fin 2022
Artículo siguienteVuelve la Edad de Hielo con un cráneo de un perezoso gigante hallado en Uruguay