Alta inflación tendrá efectos negativos en áreas como ciberseguridad en empresas para 2023

 

NOTIPRESS.- Según Marco Fontenelle, General Manager de Quest Software Latin America, la ciberseguridad es una de las prioridades de la agenda empresarial en 2023. Y según un estudio realizado por ellos, los empleados son capaces de vender sus credenciales debido al alto costo inflacionario. “Esto cobra importancia porque entre un 70-100 por ciento de cuentas, tienen derechos escalables“, dijeron.

Esto significa una grave amenaza de ciberseguridad porque representaría dar acceso a un cibercriminal a los activos de Nivel Cero y control total del dominio del “Active Directory”. Por ello, a través de un comunicado, Quest Software dio a conocer el panorama que avizora en cuanto a ciberseguridad y amenazas potenciales para 2023.

Primero señalan el aumento de la inflación cuya consecuencia es un aumento de los riesgos en ciberseguridad. La razón es la afectación directa sobre las personas, organizaciones y gobiernos mundiales. Y destacan que los cibercriminales de ransomware envían correos electrónicos a co-colaboradores y les piden implementar su malware. Por lo tanto, según el informe, el objetivo de los ciberdelincuentes es contactar con empleados descontentos dispuestos a sabotear a sus empleadores.

Por otra parte, mencionan a NotiPress que las compañías cambiarán su enfoque para reclutar talento de TI debido a la escasez de este tipo de habilidades, además de profesionales calificados en seguridad cibernética. Por ello, la compañía visualiza el inicio de una búsqueda de personal con mayor mentalidad de crecimiento. También de elementos adecuados al creciente nivel de exigencia en términos de ciberseguridad con amenazas de rápida evolución. Adicionalmente, según las predicciones, las empresas se centrarán en la eficiencia y automatización, debido a los altos costos en diversos rubros. Y detallan: “por ello tendrán que mejorar su efectividad para hacer más con menos“.

También tendrán que fortalecer drásticamente su resiliencia cibernética mediante la ejecución de una estrategia de ciberseguridad holística y aprovechar la automatización disponible. Algunas prácticas comprobadas de estrategias son: identificación de riesgos, auditoría, detección y respuesta a amenazas, respaldo y recuperación. Aunado a ello, “Zero Trust” pasará de la idea a la realidad y los beneficios ofrecidos por la nube se volverán todavía más atractivos en 2023.

“Zero Trust” significa que las organizaciones valorarán la rápida escalabilidad de la nube, además brinda un mejor soporte a la fuerza de trabajo híbrida moderna. El punto negativo es que la adopción de la nube también borra el perímetro tradicional de seguridad y, por lo tanto, el concepto “Zero Trust” será una práctica generalizada.

Este modelo hace que ningún usuario, servicio u otro elemento se auténtica una única vez, pues se requieren verificaciones constantes. Es decir, se utiliza información, en tiempo real, de múltiples fuentes para tomar decisiones de acceso y otras respuestas del sistema. Por lo tanto, crearán, refinarán y compartirán sus mejores prácticas para llevar a cabo este protocolo de seguridad y así impulsar su adopción para mejorar los resultados.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorAtaques maliciosos a Android incrementaron en 10% en 2022
Artículo siguienteLos campeones lanzan gran venta de aniversario en LeonesShop