Miami, 15 abr (EFE).- Una cápsula Dragon de SpaceX con casi 2.000 kilos de material científico y suministros y que se separó de la Estación Espacial Internacional (EEI) la mañana de este sábado alcanzó con éxito las costas de Florida (EEUU).

La nave se separó sobre las 11.05 hora hora del este de EE.UU. (15.05 GMT), desde el módulo Harmony de la EEI, que en ese momento navegaba a 420 kilómetros sobre el Océano Índico.

Poco después, la Dragon encendió sus motores para comenzar del todo un viaje de seis horas hacia la Tierra, tras permanecer prácticamente un mes atracado en el laboratorio orbital.

La Dragon cayó asistida con paracaídas en aguas del Golfo de México, frente a las costas de Tampa, a las 16.58 horas locales (20.58 GMT) y miembros de fuerzas de seguridad y de la NASA empezaron a transportar la carga al Centro Espacial Kennedy, en Florida, asegurando una mínima exposición de las muestras científicas a la gravedad terrestre.

En su interior, la nave transporta 1.952 kilos de equipos y material científico, que incluyen muestras de experimentos realizados a bordo de la estación y en la microgravedad.

Entre los experimentos figuran uno que estudió la capacidad de cultivar plantas en el espacio para obtener alimentos frescos, de cara a futuras misiones de larga duración, así como otro enfocado en la reducción del riesgo para la salud cardiovascular de los astronautas.

La cápsula Dragon despegó el pasado 14 de marzo propulsada por un cohete Falcon 9, ambas fabricadas por la compañía privada SpaceX, desde el centro Kennedy y dos días después llegó a la EEI con 2.700 kilos de equipos, suministros y material científico.

La nave transportó incluso frutas y verduras frescas, así como queso congelado, que fue un pedido de la expedición a bordo del laboratorio orbital.

La que culmina hoy es la vigésimo séptima misión de abastecimiento que realiza la firma de Elon Musk para la NASA, virtud a un contrato con la agencia especial que también ha suscrito la compañía Boeing, que el próximo 21 de julio espera enviar a bordo de la nave Starliner su primera misión tripulada de prueba a la EEI.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorEl G7 se fija la meta de recortar las emisiones de vehículos en un 50 % para 2035
Artículo siguienteLa Guerra Civil española se resiste a desaparecer en Canadá