Indispensable contar con suscripción a Game Pass y conexión a Internet estable

 

NOTIPRESS.- La batalla de las consolas no se limita por saber quién venderá más dispositivos de última generación a finales de 2020, también hay competencia en el terreno del streaming de los videojuegos. Mientras los gigantes de la tecnología (Google, Amazon, Nvidia) apuestan por llevar a todos los hogares la posibilidad de jugar sin la necesidad de tener un dispositivo de gama alta, Microsoft no desea quedarse atrás e incursiona en el mercado con Project xCloud,

El proyecto de Microsoft es un sistema que permite jugar cualquier título dentro del catálogo del Game Pass de Xbox a través de cualquier dispositivo sin importar la potencia hardware, gracias a que el procesamiento del juego se lleva a cabo en la nube. Los usuarios pueden utilizar el servicio streaming de Microsoft a través de un dispositivo móvil Android. En un futuro, también podrán utilizarlo en ordenadores, tal y como lo hace Google Stadia o Nvidia GeForce.

Uno de los requisitos esenciales es estar suscrito a Game Pass Unlimited donde están disponibles más de 100 juegos de PC y Xbox. Este servicio incluye Xbox Live Gold. Además los usuarios tendrán que descargar la aplicación disponible en Google Play y contar con una conexión a Internet estable.

Además, el sitio web de Xbox recomienda un mínimo de 30 Mbps para jugar sin ningún tipo de retrasos en la señal o desconexiones repentinas. Algunos de los títulos disponibles en xCloud serán: F1 2019, Fallout 76, Forza Horizon 4, toda la saga de Gears of Wars, Mortal Kombat X, Batman Arkham Knight, Halo 5 Guardians, Halo Wars, Marvel vs Capcom: Infinite, Resident Evil 7 Biohazard, entre otros.

Microsoft, a través de su blog oficial, afirmó que la experiencia de juego dentro de xCloud tendrá la capacidad de reproducir títulos triple A, denominados así por sus altos valores de producción, tal y como lo hace Google Stadia o GeForce de Nvidia u otras plataformas de streaming. El hecho de renderizar los cuadros por segundo a través de servidores permite reproducir contenido en alta calidad gráfica en la pantalla de cualquier dispositivo. En el caso de xCloud, los videojuegos alcanzan un re-escalado que puede llegar a gráficos en 4K.

A pesar de ofrecer un gran rendimiento para jugar en cualquier dispositivo móvil, este tipo de servicios despierta dudas en aquellos jugadores que prefieren disponer de su propia consola o jugar en PC. No obstante, las plataformas de streaming de videojuegos están enfocadas especialmente en lo jugadores casuales, aquellos que no desean tener una consola y solo quieren pagar mensualmente por jugar títulos exclusivos de la marca Xbox.