Un aumento de los océanos, podría significar un gran riesgo para la población mundial, según especialistas

 

NOTIPRESS.- El crecimiento de la altura del nivel del mar es algo que inquieta a los científicos y comienza a ser un problema para la población mundial. Investigadores de diferentes instituciones, entre ellas el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés), alertaron que el nivel del mar se está elevando cerca de 3.8 milímetros por año desde 2014. No obstante, a raíz del derretimiento del hielo de Groenlandia, la tasa se ha elevado a 4.8 milímetros anuales.

Benjamin Hamlington, científico del JPL de la NASA, dio muestras de esta aceleración en un artículo publicado por la revista Science. Con la ayuda de nuevos datos, nuevos modelos de movimiento vertical de la Tierra y el uso de radares satelitales, los oceanógrafos están mejorando su imagen de la rapidez con el que aumenta el nivel de los mares.

Datos del equipo muestran que un período de construcción de represas a nivel mundial en la década de 1950 desaceleró el aumento del nivel del mar. No obstante, desde 1960 el aumento del nivel del mar comenzó a acelerarse. “En un inicio pensábamos que los principales impulsores del aumento del nivel del mar fue la expansión térmica del agua del océano debido al calentamiento global, junto con el derretimiento de los glaciares y las capas de hielo. Pero los registros de esos fenómenos naturales se registraron más tarde”, afirmo Hamlington.

Aimée Slangen, científica del Instituto Real de Investigación del Mar en los Países Bajos, está integrando proyecciones recientes de modelos climáticos para predecir cuándo el nivel del mar aumentará 25 centímetros por encima de los niveles establecidos en el 2000“Los esfuerzos para frenar el cambio climático no harán mucho para posponerlo dada la inercia del calentamiento del océano y el derretimiento del hielo. Aunque podrían evitar aumentos mucho más agresivos en los próximos años”, destacó Slangen.

Por ahora, estudios realizados por los oceanógrafos están a punto de tener una visión más clara de las tendencias gracias al satélite Sentinel-6A Michael Freilich. Este será lanzado por la JPL y la Agencia Espacial Europea el 21 de noviembre de 2020 desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California, Estados Unidos. El satélite funcionará con pulsos de radar reflejado para medir la altura del océano, pero sus mediciones de mayor resolución le permitirán medir la altura del océano a menos de 300 metros de la costa, mucho más cerca que sus predecesores.