Banxico asegura, antes de la pandemia el 93 por ciento de las personas usaban efectivo

 

NOTIPRESS.- Con la entrada de la nueva normalidad y el cambio de color del semáforo epidemiológico, la reactivación de todas las actividades económicas solo es cuestión de tiempo. Bajo esta línea, los cambios de comportamiento debido a la emergencia sanitaria llegaron para quedarse, siendo la digitalización de los pagos y cobros una tendencia. El Banco de México (Banxico), en su encuesta “Medios de pago usados durante la pandemia” demuestra, antes de la emergencia el 93% de las personas usaban el efectivo. Asimismo, el 28 por ciento usaba su tarjeta de débito y sólo el 14 por ciento una tarjeta de crédito.

Durante la pandemia, el uso de estos métodos de pago tuvo una caída representativa, ahora el 86% usa efectivo, 26% prefiere pagar con tarjeta de débito y sólo el 11% sigue usando tarjeta de crédito. Uno de los aspectos que la pandemia cambió fue el comercio electrónico, la migración al canal de venta online fue un factor de supervivencia para pequeñas y medianas empresas. Asimismo, los diferentes métodos de pagos para los clientes, ya sean pagos contact-less o 100 por ciento digitales marcaron tendencia para los negocios.

Jaime Márquez, director de desarrollo de negocios de la empresa Sistema de Transferencias y Pagos (STP) comenta para NotiPress, “los comercios reabrirán sus puertas y clientes buscarán, al momento de pagar, el poder contar con las mismas opciones de pago que existen en Internet”. De igual manera, Márquez afirma, los usuarios valoran la comodidad que representa usar sus tarjetas de crédito o débito o hacer pagos a través de su teléfono celular. “Ya sea en banca móvil o a través de diferentes agregadores, será un diferenciador para los comercios”, indicó el directivo.

Los métodos de pago que tuvieron un alza importante en su uso son el SPEI y el Cobro Digital o CoDi. El porcentaje de personas que usa el SPEI pasó de un 0.5% antes de la pandemia al 4% durante la contingencia. Por su parte el CoDi no era usado antes de la pandemia y a la fecha, la población quien lo utiliza representa un 0.9%.

Al momento de reapertura, las empresas deben integrar métodos de cobro cero contacto, incluso métodos de cobro no presenciales. Contrario a lo que se piensa, las alternativas para integrar estos métodos digitales son muy económicas y tienen grandes beneficios. Márquez explica, una de las principales ventajas de realizar transacciones a través del SPEI es la liquidez“En el momento en el que el cliente realiza el pago a través de transferencia electrónica, el comercio recibe el depósito, es cuestión de segundos para que el pago se vea reflejado en la cuenta de su negocio, no hay que esperar 24 o hasta 48 horas para tener el dinero de tus ventas, como sucede con otros métodos de pago”.

La contingencia obligó a muchas negocios a cerrar, pero paso a paso empiezan a retomar el ritmo de sus operaciones. No contar con opciones de pago digitalizadas podría ser un impedimento y una situación que aleje a los potenciales clientes. Revisar las opciones en el mercado y encontrar la alternativa que mejor convenga a la empresa en cuanto a pagos digitales será primordial para la nueva normalidad.