Enrique Vidales 16 agosto, 2013

regreso-a-clases-1Este lunes 19 de agosto iniciará de nueva cuenta un ciclo escolar, el 2013-2014. A contrario de lo que había sido costumbre de respetar los tiempos de vacaciones, en esta ocasión, se homologo el calendario escolar con el federal. Por lo cual se acorto el tiempo de asueto, además que se extiende el ciclo escolar hasta el 15 de julio, pero de nada servirá si continua la costumbre por la Secretaría de Educación de exigir documentación mucho antes de tiempo, por lo que los últimos días del curso se pierde la efectividad en actividades académicas.

Este curso escolar tendrá otras peculiaridades en cuanto a la nueva reforma constitucional, la entrada en vigor de las leyes reglamentarias del nuevo tercero constitucional, la creación del Instituto Nacional de Evaluación y lo que implica en decisiones y acciones.

Previamente al término el secretario de educación, Emilio Chauyffet, ya había anunciado el fin del examen ENLACE y de las pruebas de concurso para asignación de plazas. Esto no significa que ambos procesos dejen de existir. En el marco de la nueva ley y la creación del Instituto Nacional de Evaluación, será la instancia que tomará las decisiones de cómo se deberá evaluar tanto el proceso académico, como también es el caso del ingreso de maestros al sistema educativo nacional.

Igualmente será el tiempo de la transformación de carrera magisterial al servicio profesional docente, una vez que se aprueben las leyes reglamentarias. Carrera Magisterial se concebía como un instrumento para elevar la calidad educativa, otorgando al docente por medio de un sistema de escalafón un estímulo económico, y que al final el logro de superación del docente impacte en el proceso de enseñanza – aprendizaje. Una realidad, a partir de los resultados de evaluaciones nacionales a los docentes comparadas con los obtenidos en las pruebas de evaluaciones de alumnos, es que hay una gran diferencia o disociación.

Otra de las novedades es el regreso a muchas de las disposiciones académicas y administrativas que resultaron en un verdadero fracaso en la administración federal panista. Como es el caso de engañar y mentir a las familias y a la sociedad sobre la verdadera condición de la educación de los alumnos y las acciones correctivas que se deben implementar para asegurar un sano y más completa formación del alumno. Una evaluación educativa bien fundamentada y planteada debería ser selectiva en cuanto premiar al que si estudia y sancionar al que no aprobará. Con la administración panista e influencia de la otrora poderosa Elba Esther Gordillo y sus familiares se prohibió la reprobación de alumnos en la primaria. No importaba que el estudiante no supiera ni tuviera los conocimientos y habilidades necesarios para seguir avanzando en su desarrollo académico. Con la medida la eficiencia terminal se garantizaba más que positiva y maquilladas para decir que el gobierno sí esta trabajando a favor de la educación, aunque las condiciones del alumno sean mediocres. “En la vida no solo se necesita de un conductor de la carreta, sino también del buey que la jale” – escuche decir a un inspector, que aún está activo, pero con las disposiciones anteriores y contraviniendo los lineamientos federales y estatales actuales aún no permite que los maestros reprueben a alumnos. ¿Es correcta esa forma de pensar? ¿Se justifica “por experiencia” que se continúe sosteniendo a este tipo de maestros en el sistema educativo nacional?

AL CALCE. La SEGEY ha dado un gran golpe de timón al desaparecer la Dirección de Educación Física en la entidad. Una cosa clara es la mediocridad que se fomentaba desde esa dirección en el campo de la educación física en la entidad. En las escuelas los maestros de la disciplina deportiva eran los que menos trabajaban con la excusa de que no tenían que rendir cuentas a los directores, además, de las faltas eran constantes dizque para organizar eventos deportivos comisionados por la hoy extinta dirección, pero que en voces populares no eran más que excusas para dedicarse más a consumir bebidas etílicas en lugar de estar trabajando a favor del deporte en las escuelas. Para rematar, era la dirección que más “comisiones” tenía, es decir, los que cobran por no hacer nada. Se comenta que hasta para llevar papeles a la fotocopiadora, otro para sacarlas, uno más para contarlas y entregar a otro “comisionista” para que los documentos lleguen a destino. Bien por la decisión, con acciones que limpien y hagan trabajar realmente a los maestros es lo que nuestra entidad necesita. No es posible seguir sosteniendo a tanta zangano y parásito que no aportan nada a la sociedad.

 

Leave a comment.

A %d blogueros les gusta esto: