El día de ayer acudi a una tienda de conveniencia en el Oriente de
la Ciudad de Mérida y me pude escuchar el siguiente diálogo entre una
señora compradora y la cajera.

Cajera: Seño…buenas tardes, ¿eso es todo?

Compradora: mmm… si

La cajera pasa los artículos por el lector óptico.

Cajera: Son 45.5 pesos.

Compradora: ¿Cuánto me falta para 15 pesos? Mi hija tiene una monedas.

Cajera: ¿A ver cuánto tiene su hija?

Cuenta lo que tiene una pequeña niña que acompaña a la señora

Cajera: Tiene 6 pesos, con el cambio 5.5… usted tiene 11.5 pesos

Compradora: ¿Cuánto me falta para 15 pesos? Quiero comprar 15 pesos de jamón

Cajera: Mamita no te alcanza, te faltan 4 pesos.

Compradora: ¿Qué tiene que sea más barato?

Cajera: Pastel pimiento

Compradora: ¿Me vende 15 pesos?

Cajera: Lo siento mamita… le faltan 4 pesos

Compradora: Bueno… voy a buscarlo.

Recoge su cambio y se retira con su hija de la caja, mientras la
cajera empieza a cobrar a los demás clientes que estaban en la fila.
Sin embargo la señora regresa.

Compradora: ¿Me puede vender 11 pesos de jamón pimiento?

Cajera: Claro, mamita

Llama a un compañero y atienden a la señora.

¿Qué nos enseña este caso? ¿Sabrá la Presidencia de la República y
el Secretario de Hacienda y Crédito Público, junto con su cuerpo de
expertos asesores, lo que significa no tener 4 pesos para comprar lo
que uno desea y necesita? ¿Y los diputados y senadores, qué nos pueden
decir?

He escuchado con el alza a los impuestos, especificamente del IVA,
que con el 1 por ciento no significa más que aumentar un peso por cada
100, pero la realidad es mucho más cruel y miserable. Esta señora no
llego a los 100 pesos y aún así le faltaron 4 para completar una compra
que tiene que ver con la comida, una necesidad prioritaria y vital para
el ser humano. ¿Cuáles son sus posibilidades reales de compra?

A veces es cuando uno piensa que debimos haber nacido en otro país,
sobretodo cuando nos damos cuenta de estas situaciones en contraparte
de otros, que mucho más "jodidos" por las disputas políticas y sociales
hoy salen adelante y se convierten en modelos de crecimiento y
desarrollo económico y social.l

Ahi lo dejo a la reflexión

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorLo que se entiende… de lo que dijeron los panistas
Artículo siguienteNo se le entiende a las autoridades hacendarias