PRECISIONES:

Lo curioso y llama la atención de la nota es que no aparece ningún
dato de la empresa que hace la entrevista, ni la mecánica que se empleó
para juzgar su validez. Además que se puede cuestionar el hecho de que
aparezca el logotipo del PAN y de la misma candidata como marca de agua.

Ojala que Beatriz Zavala pueda aclarar a los medios de comunicación
los datos que sustentan este ejercicio democrático, ya que dejarlo de la
forma en cómo se distribuye no es más a una estrategia de confusión al
ciudadano con guerra de cifras. Hasta el momento ningún otro medio, ni
los tradicionalmente aliados como el Diario de Yucatán – donde se  han
publicado las encuestas con un resultado distinto – y otros pasquines
afines y declarados panistas recogen esta información que ha estado
circulando por correo electrónico y por las redes sociales desde hoy
temprano.

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anterior¿Aceptación o martirización?
Artículo siguienteEs ocultamiento o la creaciòn de un chisme: ojala que alguien con veracidad lo aclare