Como respuesta inmediata, el comentario de Renán Barrera
fue borrado, por él mismo, de su muro junto con mi comentario. Al
intentar entrar a su perfil, me llevó la sorpresa que tengo que
nuevamente invitarlo a ser “amigo”, ya que me sacó de su red de
contactos.
¿Es así como el legislador, “paladín de la transparencia”, promueve el diálogo entre los ciudadanos y sus representantes?
Claro que extraña, por considerar hace poco tiempo, que Barrera Concha
podía ser un activo de interés en la propuesta política de Acción
Nacional. Sin embargo, ya ha quedado demostrado, y aceptado por el
mismo, que un tribunal civil lo ha condenado a pagar por daños moral al
empresario Ricardo Dájer por spot publicitarios en la campaña estatal
del 2007. Y todo por no apegarse a la verdad.
¿Cuántas veces no ha pedido que el Gobierno del Estado informe de forma
transparente y precisa sobre los fondos destinados a la obra pública?
Sin embargo, cuando se hace una gira, que la bancada del PAN había
insistido mucho en realizar, los legisladores, incluyendo a Renán
Barrera, no acuden a ella. Es entonces cuando el ciudadano concluye: qué
todo lo dicho es pura lengua, porque no hay hechos que sustenten lo que
se afirma.
Ni modos… así se pinta el diputado Renán Barreara, intolerante, cerrado al diálogo, legalmente responsable por daño moral.
Emulando lo que dice una tarjeta de crédito: tener un legislador así… es no tener precio.

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anterior¡Cuidado!… aumento de deuda interna mexicana para el próximo año
Artículo siguiente¿No estamos ante la tranformación hacia la web 3.0?