Las fintech o neobancos tienen la posibilidad de afrontar el fraude de manera inmediata durante pagos digitales

 

NOTIPRESS.- Actualmente, todas las instituciones financieras están expuestas a muchos tipos de fraudes económicos. Ante tal situación, BPC, firma de pagos globales señaló que deben buscar soluciones modernas antifraude, para así enfrentar dichas problemáticas resguardando los pagos digitales de sus consumidores.

De esta manera, las fintech o neobancos, debido a su naturaleza tecnológica y digital, tienen la posibilidad de afrontar el fraude de manera inmediata con una solución en la nube. Ello, sin tener que recorrer toda la trayectoria a la que se enfrenta una entidad bancaria tradicional. Esta última tiene más retos al reemplazar sus sistemas legados para lograr una postura moderna y actualizada en materia de antifraude en pagos digitales.

Frente a tal situación, BPC compartió información con NotiPress sobre los cinco beneficios que las instituciones financieras pueden tener al adoptar una solución antifraude en los pagos digitales. El primer beneficio es al monitorear transacciones; ello, porque ayuda a los emisores, adquirentes y otros a detectar y prevenir el fraude en todos los canales de pago. Esto mediante un motor basado en tecnología que realiza perfiles estadísticos a cualquier nivel: cliente, cuenta, tarjeta, terminal, comercio o dispositivo.

Igualmente, los bancos y fintech deben proteger los diferentes canales de pago en tiempo real y hacer perfiles estadísticos de tarjetas, terminales, comercios o dispositivos. Existen herramientas que ofrecen parámetros de observación como la ubicación de los pagos digitales y que son capaces de identificar cuando una transacción es sospechosa. Así pues, la solución antifraude se realiza cuando el sistema se pone automáticamente en contacto con el cliente a través de diferentes canales como mensajes de correo electrónico y notificación vía SMS.

Servicio al cliente resulta primordial como una solución antifraude; esto porque se tiene una tecnología proactiva con los usuarios. Con esto, se busca convertir una situación sensible para el cliente en una experiencia positiva de cara al usuario final. Desmitificar los datos complejos es una solución que administra de buena manera el fraude y que se destaque por su fácil adopción por parte de diferentes proveedores transaccionales de la industria.

Finalmente, el último beneficio que las instituciones financieras pueden tener al adoptar una solución antifraude en los pagos digitales es el marco regulatorio. En este sentido, es importante que el producto el cual permite prevenir el fraude se encuentre basado en la norma de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjeta de Pago (PCI DSS). Esta tiene como objetivo reducir el fraude relacionado con las tarjetas; además permite incrementar la seguridad de los datos en las transacciones online.

Tras lo anterior, no tener una solución antifraude en los pagos digitales no sólo causa pérdidas financieras a las partes implicadas, sino que afecta la reputación de las compañías. Según el informe publicado por BPC, La Anatomía del Nuevo Estafador, las pérdidas por este delito en tarjetas superaron los USD 32.000 millones para 2021. Y se espera que, durante los próximos cinco años, el mercado de pagos en el mundo pierda hasta USD 200 mil millones, como consecuencia de esta actividad delictiva.

 

 

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorPagos digitales es el futuro para impulsar la inclusión financiera, afirman expertos
Artículo siguiente¿Cómo crear una ciudad inteligente? México tiene potencial para desarrollar cinco