El objetivo de este tipo de educación “es el desarrollo de competencias emocionales, y su finalidad es la optimización y armonización del bienestar personal y social”, señala el diputado de Morena; presenta punto de acuerdo

 

Palacio Legislativo, 15-05-2021 (Notilegis).- El diputado Alejandro Viedma Velázquez (Morena) llamó a la Secretaría de Educación Pública (SEP), así como a sus dependencias estatales, para que dentro del área de desarrollo personal de los planes de estudios vigentes, se implementen programas enfocados a la educación emocional a nivel básico.

En un comunicado, informó que, a través de un punto de acuerdo propuso que se implementen cursos, talleres, capacitación y actividades en materia de educación emocional en los centros educativos.

Argumentó que las escuelas también deben ser espacios donde las y los estudiantes puedan aprender y reforzar su educación emocional como parte de la integralidad educativa.

Afirmó que “el objetivo de la educación emocional es el desarrollo de competencias emocionales y su finalidad, precisamente, es la optimización y armonización del bienestar personal y social”.

Viedma Velázquez apuntó que la educación emocional permite el conocimiento de uno mismo y el de los demás, de tal forma que permite una mejor comprensión y control de las emociones. También indicó que está relacionada directamente con la llamada inteligencia emocional.

“La inteligencia emocional es fundamental al contribuir a una mejora de la salud física y mental, a la reducción de conflictos en las interacciones sociales, al aumento de la empatía, a la reducción del estrés y a la mejora del estado de bienestar,” refirió.

En ese sentido, destacó que en México la educación emocional no había sido considerada hasta hace poco, con el nuevo modelo educativo en el que se introduce una asignatura que atiende esta área formativa en los alumnos, la cual calificó de un “gran acierto.”

Sin embargo, explicó que 30 minutos a la semana son insuficientes, sin contar que son los mismos profesores de grado quienes imparten la materia. Al respecto, opinó que “es necesario que la plantilla docente cuente con la capacitación pertinente para impartir educación emocional.”

Por ello, el diputado federal refirió que es necesario trabajar en actividades complementarias del curso, tales como talleres, actividades y proyectos que permitan el desarrollo de capacidades y fortalecimiento de la inteligencia emocional.

 

 

 

 

 

Boletín de prensa