Chips ADC un desarrollo que podría mejorar la eficacia de los dispositivos eléctricos de la siguiente generación

 

NOTIPRESS.- Cada año, los gigantes de la tecnología desarrollan dispositivos más rápidos y potentes baterías duraderas con el principal objetivo de satisfacer la creciente demanda de tecnología móvil ultrarrápida en dispositivos de nueva generación. En la misma línea, los científicos de la Universidad Brigham Young de Utah, Estados Unidos, crearon un microchip de convertidor análogo a digital (ADC) más eficiente energéticamente del mundo. Es importante mencionar, los ADC son indispensables para traducir señales análogas con fines de procesamiento de datos.

A diferencia de los ADC actuales que consumen cientos de miles de vatios, este microprocesador es capaz de consumir sólo 21 mililitros de potencia a 10 GHz para comunicaciones inalámbricas de banda ultra ancha. “Muchos grupos de investigación están centrados en desarrollar los mejores ADC del mundo, a fin de construir un microchip más eficiente y eficaz“, señaló Wood Chiang, autor del proyecto.

El desafío central al que se enfrentaron los investigadores fue el ancho de banda cada vez es más alto dentro de los sistemas de comunicaciones. Ello significa un mayor consumo de energía, por tanto, resolver un problema así representó crear una pieza clave para dispositivos tecnológicos.

Chiang y su equipo de trabajo hicieron que el convertido fuese más rápido y eficiente al reducir la carga desde el DAC escalando tanto el área de la placa paralela del condensador como el espaciado. También agruparon los capacitores unitarios de forma diferente a la forma convencional, clasificando condensadores con el mismo bit. Esto ocasionó que se pudiera reducir de forma significativa el consumo de energía, al tiempo, aumentó la velocidad.

Asimismo, utilizaron un interruptor con botas para crear una doble ruta donde cada una de ella pueda funcionar de forma independiente, este método aumenta la velocidad, sin la necesidad de requerir un hardware adicional. El proyecto fue impulsado por el Ministerio de Ciencia de Taiwán y un consorcio de empresas tecnológicas el cual tardó cuatro años en completarse. Encima, tres años para diseñar el microprocesador y un año para poder cada función dentro del mismo.

Cabe señalar, los investigadores explicaron que el trabajo realmente tiene un impulso para la industria de la tecnología, pues los chips ADC pueden tener diversos usos para mejorar el rendimiento de los aparatos electrónicos. Desde optimizar las velocidades de carga, hasta reducir el lag cuando se reproduce contenido en 4K u 8K en tiempo real.

Nuestro dispositivo requería un diseño y verificación sofisticados para garantizar que todas las miles de conexiones del convertidor funcionaran correctamente“, puntualizó Chiang. Aunado a ello, el principal autor del proyecto destacó que los microchips ADC pueden ser incluidos en vehículos autónomos, wearables inteligentes e incluso dispositivos como implantes o prótesis.